lunes, 4 de junio de 2018

ADIOS A NUESTRO AMIGO ANTONIO MONTUFO


Eternidad v.s. Inmortalidad
Nunca pensé  reanudar mis escritos en La Murga, después de casi un año aparcada, forzado por causa tan penosa como ha sido la muerte de nuestro querido amigo –y tantas veces colaborador en estas mismas páginas- Antonio Montufo, nuestro querido “Califa”.

Su noble y animoso corazón dejó de latir, después de que, como un bravo, luchó con ilusión y esperanza hasta el fin, este triste día 3 de Junio de 2018.
Descanse en paz nuestro compañero, amigo y maestro y que la tierra le sea leve.

Con razón dicen que cuando se va el amigo, se separa el llanto del alma. Pero también es verdad que una herida se abre con el silencio de su recuerdo imborrable.


IN MEMORIAm

Podemos llorar porque se ha ido,
o podemos sonreír porque ha vivido.

Podemos cerrar los ojos y rezar para que vuelva
o podemos abrirlos y ver todo lo que nos ha dejado.

Nuestro corazón puede estar vacío
porque no lo podemos ver,
o puede estar lleno por todo
y por tanto como compartimos.

Podemos llorar, cerrar nuestra mente,
gritar, sentir el vacío y dar la espalda,
o podemos hacer lo que a él le gustaría:
¡Sonreír, abrir los ojos, amar, soñar y… seguir!

Nito Junio 2018


3 comentarios:

Mayte martinez caro dijo...

Mi más pesar por esta gran pérdida Conocí a Antonio Montufo y a su enorme corazón y ganas de saber y difundir
Lo añoraba hace tiempo y me dijeron que estaba pasando momentos críticos, no esperaba este desenlace.
Un gran abrazo para su familia y sus amigos.
Mayte Martinez Caro

Manuel Espadafor Caba dijo...

Se nos ha marchado un buen amigo, un buen hombre, un enamorado de la historia, del que personalmente no recibí más que halagos y nunca un desaire. Como creyente, solo deseo que esté en un lugar mejor.

Manuel Espadafor Caba

Tomás dijo...

Se nos ha ido una gran persona, un enamorado de muchas cosas, pero sobre todo un enamorado de la vida. Se nos ha ido un luchador nato. Sus abrazos y también sus besos, rezumaban amistad y bondad por los cuatro costados. Siempre le recordaremos. Siempre te recordaré.