lunes, 12 de octubre de 2009

LA QUINTA ÉPOCA MURGUERA

Composición otoñal (clik)
Es sabido que La Murga despierta, en su renovación anual, al olor de los pámpanos de las viñas en sazón. Es decir, al olorcillo del nuevo mosto que fermenta.
Esta vez, por razones excepcionales de ladrillos y yeso, no va a ocurrir así la inauguración de su nueva Época: La Quinta ya. -¡Cómo corre el tiempo, y pareciera que fuera ayer...! (Tempus fugit, que dijo Virgilio) -Pero lo hará entre granados y membrillos santificando el Otoño.



Último suspiro del verano (clik)
.
Resulta que Paco "el Salao" (el maestro albañil) con su cuadrilla, me despierta inmisericorde todos los días a las 7,45 aporreando la puerta. Pero, como para compensarme, todos los días me reconforta con un puñado de frutos del tiempo que rebusca en su huerto familiar. ¿Es o no es un primor...?
El resto de la mañana, por aquello de la luz, me lo paso componiendo bodegones con los frutos para fotografiarlos o pintarlos. Por la tarde toca cocinarlos y buscar o escribir sus recetas.


Ladrillos y otoño (clik)

Así pues, tras un perezoso letargo, y en esta festividad de la Virgen del Pilar, voy a declarar inaugurada la Quinta Época de La Murga. ¡Felicidades Pilaricas!

NITO
.