lunes, 31 de octubre de 2016

BELLO GESTO AERONÁUTICO

La avioneta protagonista: La Jodel  EC-ALU

Corría el mes de Septiembre del año 1957 cuando en la calurosa noche  granadina, las emisoras de radio, tanto las oficiales como las de los radiaficionados, parecieron enloquecer: El niño Juanito se moría por falta de un medicamento que en España no se encontraba.
Un póker de ases, arropados por infinidad de granadinos, saltó a la palestra dispuestos a todo.
Transcribimos de la Edición del Diario “Patria” del 3 de Septiembre de 1957, que con grandes titulares, anunciaba:

LA VIDA DEL NIÑO JUANITO DEL PINO PÉREZ, EN PELIGRO.
EL SEÑOR MARTINEZ CALISALVO  DIO LA VOZ DE ALARMA, EN EL MUNDO.
LA EMISORA SINDICAL REALIZO EL LLAMAMIENTO DE SOCORRO.
DON JUAN ESPADAFOR, EN SU AVIONETA, TRAJO LOS MEDICAMENTOS DESDE TÁNGER.
INTERVENCIÓN DE LOS DOCTORES LOPEZ FONT, PÉREZ OLIVARES, TERCEDOR Y OSUNA.

De nuevo salió la petición para los radioaficionados. Esta vez intervinieron dos: el doctor don Eduardo López Font, a través de su emisora EA7- DE, quien llamó a Italia, Francia y Norteamérica, y el señor  Martínez Calisalvo, con su EA7-1E, que repetía sus llamadas hacia Tánger y Melilla principalmente.


Un modelo Jodel francés remotorizado

RESULTADOS
Las contestaciones no se hicieron esperar. Poco a poco todas las emisoras de aficionados, que tantos y tantos servicios han prestado, prestan y prestarán a la humanidad, fueron dejando la banda libre; sus conversaciones particulares quedaron a un lado para dar paso a la unánime noticia: Hay que salvar la vida de un chico granadino. Hace falta “Sarcomycin”... Y así, horas y horas, transmitiendo todos en red.
 El señor  López Font estableció enlace con un colega francés. Poco después este francés lograba establecer contacto con Rusia, a donde fue, también, cursada la angustiosa petición.
Y así, minuto a minuto, las llamadas fueron dando su fruto.
 De todas partes llovían y siguen lloviendo, ofrecimientos, si no de ese medicamento, al menos de otros similares y, sobre todo, de dinero para adquirirlo y para costear su traslado a Granada desde donde fuese y “costase lo que costase” sin parar en cifras con más o menos ceros a la derecha. Así lo dijo un señor granadino que quiere permanecer en el incógnito
-Lo importante no es mi nombre— nos aseguró—, sino que el niño se salve.
Se recibieron llamadas desde Italia, Francia e Inglaterra, así como de Madrid, Oviedo, Zaragoza, Barcelona y otros puntos de España, todas de señores ofreciendo material. Y la caridad surgió espontanea.


Una veterana  Jodel arrancando a mano

UN RASGO GENEROSO.- 
A las doce de la noche un joven deportista granadino, muy conocido en nuestra ciudad, se presentó en la emisora. Era don Juan Espadafor Caba, piloto civil, quien se ofreció a ir con su aparato hasta donde fuese preciso para traer el medicamento, sin reparar en gastos.
Igualmente, llegaron ofrecimientos de otros señores que pusieron a disposición de la Emisora Sindical sus coches para lo que hiciese falta.
La madre del chico, Trinidad Pérez Muñoz, vendedora ambulante de quincalla, que durante todas estas horas había permanecido en la emisora, lloraba de agradecimiento y emoción al comprobar como poco a poco Iban llegando noticias esperanzadoras, y al ver el generoso desprendimiento de los granadinos y de esa familia invisible de la radio y, especialmente, de los radioaficionados de todo el mundo.



Un despegue contra el sol

LA MEDICINA
Por fin, a la una y media de la madrugada del domingo el señor Martínez Calisalvo logró comunicar con la emisora de Melilla EA9-AP, de don Alfonso Pérez Real, quien a su vez llamó a la EA9-BQ de Tetuán. Este último radioaficionado mandó establecer contacto con la CN2-BO de Tánger, no logrando enlazar.
Sin embargo, el EA9-BQ,  al no recibir contestación radiofónica de su amigo tangerino, le puso una conferencia telefónica a las dos de Ia madrugada. El señor de Tánger —cuyo nombre no ha querido revelar—, que se encontraba enfermo, al enterarse de la gravedad de la llamada, no dudó un momento en saltar de la cama, montar en su automóvil y correr hacia el domicilio del representante de una gran casa norteamericana de productos farmacéuticos a quien, pese a hora tan intempestiva, requirió para que le vendiera el medicamento expresado. Él mismo pagó la factura, que importó mil ochocientas pesetas, precio de almacén bastante reducido a juzgar de a como se vende en el mercado libre. El “Sarcomycín” está fabricado por unos laboratorios de Banyn (Japón) y su distribución mundial la efectúa una importante casa de los Estados Unidos.
Con la medicina en la mano el radioaficionado tangerino CN2-BO, conferenció con su amigo de Melilla, señor Pérez Real, quien a su vez, transmitió la grata noticia al sr. Martínez Calisalvo.
Eran las tres de la madrugada. En la emisora sindical “La Voz de Granada” no se dormía. La madre del chico era un mar de lágrimas. Y cuando llegó la nueva del hallazgo de la medicina, una inmensa emoción embargó a todos los presentes. A Dios gracias, la vida del pequeño se había salvado momentáneamente.

Jodel de vistosa librea

EL VIAJE
A las nueve de la mañana del domingo, seis horas después de saberse con seguridad que se tenían los diez frascos de “Sarcomycin”, una avioneta deportiva emprendía vuelo hacia Tánger. Iba pilotada por su propietario don Juan Espadafor Caba,  otro de los “héroes” de este episodio tan humano que se ha desarrollado en Granada.
Todas las emisoras de aficionados, comprendidas en el trayecto de la avioneta, fueron siguiendo el curso del aparato y dando noticias de su vuelo minuto a minuto.
En el aeropuerto tangerino esperaba el señor de la da CN 2-BO, quien - enfermo todavía- aguardó la llegada del señor Espadafor Cava  al que entregó personalmente los diez frascos de la medicina. Don Juan Espadafor hizo efectivo el Importe -abonado en un principio de su propio bolsillo, y después por lo recaudado en Radio Granada- y emprendió inmediatamente viaje de regreso a nuestra capital, a donde llegó a las cuatro y media. Un cuarto de hora más tarde el preciado medicamento era entregado a la madre de Juanito del Pino. La primera inyección le fue puesta por la noche y en la mañana del lunes la mejoría del enfermito era notoria. Anoche, el estado de Juanito era satisfactorio dentro de su grave enfermedad. Nuestro compañero José Luis Castillo, que lo estuvo entrevistando, lo encontró leyendo una revista infantil y de muy buen humor.

Hasta aquí, la noticia. Veamos con qué medios aeronáuticos se realizó el viaje.
A los ojos de los entendidos en aviación deportiva, hoy quedaría engrandecida aquella generosa proeza, si se piensa que en la actualidad, hay ultraligeros de cuarta generación más potentes y seguros que la avioneta empleada  –la JODEL  D-112-,  por Juan Espadafor Caba.
El modelo de este avión fue fabricado en España por la firma norteña AERO-DIFUSIÓN  S.L. en la bella población cántabra de La Albericia (Santander).

¡Disfrutando...!

UN AVIÓN DE SÓLO 65 CV.
Este popular y económico avión enseñó a volar a muchos pilotos en toda Europa, contribuyendo en gran medida a la difusión de la aviación privada en España, donde se fabricó inicialmente,  bajo patente francesa, como modelo JODEL-D.112 con motor Continental de 65 hp. 
Con el tiempo se remotorizó este modelo con un motor Continental de 90 C.V. y que ya disponía de motor de arranque, con lo que se consiguió mayor operatividad y rendimiento.

El itinerario
LA LOGÍSTICA.-
“….Pero volviendo a lo que me preguntabas sobre el vuelo a Tánger, me explicó que salió por la mañana desde Armilla hacia Málaga, donde, gracias a la gran labor de los radioaficionados, la Guardia Civil lo esperaba con toda la documentación necesaria firmada y el plan de vuelo o los permisos pertinentes para despegar hacia Tánger.
Así lo hizo, y según me explicó, dirigió el rumbo por la costa hacia Tarifa para cruzar desde allí el Estrecho y llegar hasta el aeropuerto de Tánger, donde lo esperaban con las medicinas, pues los radioaficionados, que en aquella época formaban una gran red o hermandad comunicándose por todo el mundo, lo tenían preparado todo. De ese modo no perdió tiempo, y volviendo por la misma ruta de ida, voló hacia Granada donde llegó felizmente hacia el mediodía.
Como verás, fue un tiempo record para un “cacharro” tan elemental. Por cierto, le pregunté a Juan la matrícula como pedías y me dijo que era EC-ALU, con la que hizo más de 1400 horas de vuelo antes de desprenderse de ella”.


Características y performances del  JODEL D-112
Equipada con motor Continental de 65 hp., y construida totalmente de madera con  plano mono-larguero recubierto de tela formado por una parte central rectangular y el resto dotado de dos grandes diedros marginales, que le proporcionaba una óptima estabilidad lateral y que le conferían una curiosa estampa en vuelo. Su simplicidad, economía y buen comportamiento hicieron de la D-112 una avioneta muy apta para la formación y entrenamiento de pilotos en los diferentes Aero Clubs de España, lo que no excluía sus excelentes prestaciones para su uso como avión privado.
De este modelo llegaron a fabricarse 64 ejemplares en nuestro País.


-Motor Continental 65 h.p. 
– Peso vacío 270 Kg.
-Peso total 490 kg.
–Velocidad crucero 170 km/h.
–Envergadura 8,20 m 
–Longitud 6,28 m.
-Autonomía 600 km.

Aeropuerto de Tánger

EPÍLOGO.-
Y a modo de epílogo de esta bella y humanitaria historia, diremos que el mundo aeronáutico deportivo granadino cuenta con un nuevo aeródromo civil, tras una ardua tarea de más de ocho años. Este aeródromo, y es de justicia, se le ha bautizado con el nombre de “Aeródromo Juan Espadafor
Situado en la mejor zona aeronáutica de Granada, en los llanos del Temple, exactamente en la población de Ventas de Huelma, cuenta una parcela de 250.000 m2, con una gran zona de seguridad aeronáutica  y con una pista de 1000 metros de longitud ( ampliable a 1.800 ) y 18 metros de ancho ( ampliable a 24 metros ).
Nos alegra esta importante noticia para la aeronáutica en general y especialmente para Granada, Motril y la zona de la Costa Tropical.



Potentísimo motor de las últimas series


NITO