sábado, 17 de noviembre de 2012

LAS POSTALES DE RAFAEL SEÑAN Y GONZÁLEZ



Parece que os ha interesado –y sabido a poco- la historia y la misma existencia de Señán. Eso es bueno y, además, nos sentimos orgullosos de habéroslo traído a este  Blog.
Baste decir de este pionero que Señán inaugura una época en la fotografía andaluza. Uno de los primeros en establecer un negocio fotográfico, y que dedicó gran parte de su obra a documentar los principales monumentos andaluces. Así son famosas sus instantáneas de la Mezquita cordobesa, la Alhambra granadina o escenas de la Sevilla de finales del XIX.
Rafael Señán González fue un excepcional fotógrafo que nació en Ciudad Real en 1864 aunque se trasladó muy joven a Granada. En la ciudad de la Alhambra se formó como profesional junto a fotógrafos de la talla de Escudero y Garzón. Con este último creó un singular estudio especializado en la fotografía turística. En su negocio ofrecía a los visitantes de la Alhambra todo tipo de souvenirs fotográficos de los principales monumentos andaluces, así como postales y el genuino retrato árabe, en el que los turistas se disfrazaban ante la cámara como el propio Boabdil.

 El pionero de los pioneros

El éxito de esta fórmula le llevó a instalarse también en Córdoba en la plaza del Triunfo junto a la Mezquita, galería que dirigirá su esposa Nicasia Aldeondo. En 1911 fallece en Granada a los 49 años y su familia se traslada definitivamente a Córdoba, ciudad donde su hija María continuó con la profesión paterna hasta que la Guerra Civil arruinó el futuro del turismo durante décadas y de este modelo fotográfico.
Señán es conocido principalmente por su faceta de postalista, llegando a editar cientos de postales diferentes de Andalucía con sus instantáneas más conocidas que en la actualidad gozan de gran difusión.


Una mera observación de sus variados trabajos nos permite apreciar la calidad de este gran fotógrafo andaluz, opinión que ratifican las numerosas distinciones logradas por sus fotografías:
Premio de la exposición de El Cairo de 1895, en conmemoración de la construcción del Canal de Suez; el diploma de honor en la exposición de Granada de 1905; la medalla al mérito de la Sociedad Científica Europea; el primer premio de la exposición de Santander de 1906, en la sección de monumentos por su trabajo “Granada-Sevilla-Córdoba” o la concesión del título de fotógrafo de cámara de Alfonso XIII en 1904, honor que le permitía incluir el escudo de la Casa Real en los cartones de sus retratos.



EL ÉXITO DE LAS PRIMERAS POSTALES
De la importancia que en su día tuvo la tarjeta postal, digamos que hoy, en pleno auge del video y del DVD, son incontables los coleccionistas que aún quedan de viejas postales. Esta modalidad alcanzó la fase culminante de su difusión a comienzos del pasado siglo y hasta bien entrados los años 30.
Melchor Almagro en sus “Memorias” recuerda que, en su infancia, las tarjetas postales iniciaban su auge. “En Granada –escribía- se vendían en la librería de Dámaso Santaló o en la de Sabatel”. Obviamente, y dadas las finalidades comerciales de aquellas fotografías, Granada figuró entre las ciudades españolas más reproducidas en las populares “tiras” de tarjetas postales.
La foto-tarjeta hizo furor. Llegándose a reproducir colecciones en cantidades ingentes, gracias a las modernas técnicas de reproducción.


NITO
.

2 comentarios:

María Belén Puertas Única dijo...

Fantásticas fotografías y gracias por aportarnos toda esta información.

Saludos y buen finde.

http://blogdebelenpuertas.blogspot.com.es/
http://conpiculinasycarretes.blogspot.com.es

Antonio Montufo Gutiérrez dijo...

Como te respondí por un correo el estudio fotográfico es facilmemte localizable en el bosque de la Alhambra entre la subida a la torre de los Siete Suelos y la de los Martires pero al fotografo lo conocía de referencias de personajes granadinos. Es muy interesante los enigmas murgueros.
Un abrazo Antonio