viernes, 9 de septiembre de 2011

HASTA LUEGO LUIS

1
Sí, es verdad. Se veía venir ya desde tiempo atrás: “El Bar Granados cierra definitivamente”.
Creo que no habrá pillado a casi nadie de sorpresa, sobre todo si uno conoce algo de los pocos santuarios de la “malafollá granaina” que van quedando en nuestra ciudad. Se notaba. En los últimos años, lo que se dice regularidad en abrir al público no la había.
En este sentido, después de leer la noticia de Ideal de 19 de Agosto pasado, me han llamado poderosamente la atención los comentarios que algunos clientes y no clientes han hecho acerca de la noticia:
1. “Un sitio muy agradable. Era Graná en estado puro”.
2. “Ah! ¿Pero es que estaba abierto?
3. “¿Y este señor, por qué tenía las puertas y las fachadas de su negocio tan descuidadas?”. -Me lo he preguntado muchísimos años.

2
.
Como veréis, no se puede difundir a los cuatro vientos tanto con tan pocas palabras. Es el volcán de la sabiduría arrojando lava de “la rancia idiosincrasia granaina”.
Yo también voy a echarle mi dosis de “malafollailla”, pa eso nací en la calle Santa Paula, cerca del mercado de San Agustín: Digo y asevero que Luis abría o cerraba cuando le salía de la misma “poyiya”.
Tenía descuidadas las puertas y las fachadas y rotos algunos cristales, también en su interior, porque, asimismo, le salía de su “poyiya”. -Perdóneme señor, pero… se lo va a tener que seguir preguntando muchos años más.
Sobre el comentario de que era lugar agradable. Graná en estado puro. ¿Qué puedo decir? -Lo suscribo letra a letra.
Recuerdo haber escrito (cuestiones del trabajo) hace como unos 30 años lo siguiente:
“Luis Granados es persona de reconocida solvencia moral y económica. Su negocio se desarrolla con normalidad y magnífico desenvolvimiento. Estimamos que no existe ningún tipo de dificultad para el pago de las amortizaciones. Caso de ser autorizada esta operación, se afrontará con la mayor garantía. El objeto de esta solicitud es la reforma de negocio (Bar) situado en lugar céntrico de esta ciudad”.
Probablemente, él no había solicitado ninguna operación financiera, pero los productores del Banco las proponían para ofrecer algo que ya de antemano sabían estaba aprobado.
A la sazón, yo trabajaba en el negociado de créditos de un Banco y hacíamos producción cuando la ocasión se presentaba, podía coincidir ésta a la salida, sobre todo los viernes o sábados, que era de rigor y obligado cumplimiento refrescar el gaznate con “un mejorana” y un tomate aliñao con esa mezcla de hierbas que Luis fabricaba de manera artística, que no artesana, pues es artista el que tiene arte y Luis lo tiene.
A lo que íbamos... La oferta del Banco era buena pues además tenia la seguridad de su recobro final.
La respuesta de Luis no fue menos buena y además tajante: “Anda ya...”(Aquí tengo yo que añadir: tampoco le salió de su “poyiya”).

3
,
“Todo pasa y todo queda... pero lo nuestro es pasar...”
… Hoy decimos adiós al Mejorana, como antes dijimos adiós al “pálido” de las bodegas Muñoz Rivas, y nos despedimos del “forzudo” del Cortijo las Cruces en la calle Recogidas. Antes nos habíamos quedado mudos con la despedida del “Cristóbal” en la calle Santa Teresa, luego fue a los “chatos manchegos” del Elefante (casa Enrique). Como en su día fue el “Rey Chico” o “Casa Bienvenido” y tantos otros. No hace tanto “la Pajuana” en Puente Verde o antes “Los Manueles”, “Bodegas las 3 M” o bodegas “La Goma”. No hablemos de aquellas cafeterías entrañables como “El Zeluán” en San Juan de Dios o “El Suizo” en “Puerta Rá” o “El Americano” en Gran Vía.

Cafeterías éstas apropiadas para tertulias y reuniones. Recuerdo grato de una tertulia en el Suizo a la que asistí como invitado durante un tiempo y en la que conocí historias inverosímiles contadas por aquellos “intelectuales” doctos en materias variopintas y no exentos de su correspondiente “malafollá”. Por cierto, también eran conocedores y asiduos de las bodegas, las hubierenlas donde las hubiere.
Bares, tascas, ventas, bodegas o cafés, con ese sabor rancio que le daba sobre todo la gente que los frecuentaba y su aspecto, por dentro y por fuera. No tardé mucho en comprender el por qué se mantenía la fisonomía primitiva de aquellos lugares. Ni que decir tiene que, algunos de los aquí nombrados optaron por la reforma y puesta al día. La consecuencia inmediata fue la pérdida de ese encanto nostálgico que les había otorgado el paso de los años.

De las pocas (bodegas) que van quedando merecen especial atención las “Espadafor” (de sus paredes cuelgan aún fotografías que ponen el bigote de punta), “La Mancha” con su caldico de cocido y “Las Castañeda” con sus sui géneris foyasas de calicasas . ¡No cerréis por Dios…!
Y ahora… Ahora toca decir adiós al “Mejorana” del “Bar Granados”. ¡Ahora...!
Ahora... ya se van humedeciendo estos ojos que escriben con el corazón porque con la mano no podrían y porque los recuerdos siempre quedan y jamás vuelven a ser realidad y Graná sigue inyectándonos a grandes dosis esos innumerables recuerdos en el alma; en sitio menos etéreo no cabrían.

4-bis

¡Que viva Luis Granados,
que viva “el Mejorana”,
que no hay otro igual
en toda Granada!
-oOo-
,
En el “Granados” hubo alegrías muchas y tristezas, pero menos. En su tiempo, cuando cerraba más tarde aparecían por el bar los que para ellos la noche era su particular día y su propia vida. Entonces decía Luis con voz más enérgica: “Vete ya cohones..., que tengo que cerrar” A lo que el otro respondía: -¿Y a onde vas? Con esa calma del que está “agustico” y no tiene nunca prisa. Repetía: -¿Ande pollas vas…? -Hasta que no me acabe este y otro mejorana no me voy.

-Haces muy bien en guardar el secreto de tu cosecha propia. Sabemos bien que no será un Rioja del 82 o un Rivera del 77, pero es “tu cosecha propia”. Ahora que debes saber que ese “Mejorana del Granados” ya no te pertenece porque es desde este Agosto de 2011, patrimonio de esa Graná profunda, dueña en exclusiva de sus duendes, de sus poetas y bohemios, de su propio aire serrano y de sus gentes, incluidas esas que hablan de La Alhambra sin haberla visto nunca y al mismo tiempo se parten el pecho por el Granada C.F. Es el contraste del que se sabe poseedor de algo grande heredado pero no sabe o no quiere reconocerlo. “Déjate de poyas, vayamos a poyiyas...”. Tú siempre lo has sabido y lo has comprendido: - ¿Reformar la bodega?  ¡Anda ya..!
12567247464BiK2X

Puede que alguien que lea estas “cuatro letras” piense “estos granainos están locos de remate”; puede que esté en lo cierto, pero seguro que no caerá en la cuenta de que efectivamente algunos pocos/muchos estamos locos sin remedio, pero es por esta Graná que tenía lugares como “EL BAR GRANADOS”.
-Hasta luego Luis.

frasca
,
Juan Gómez
.

14 comentarios:

Jesús B. dijo...

Que de recuerdos entrañables me trae este bar, parada obligatoria en aquellas tardes domingueras de paseos por el tontódromo. Mi amigo Paco Parra hablando de sus cosas, yo de las mías y los dos de nuestra sierra y todo con nuestro mejorana que era lo que el bolsillo nos permitía y nuestro cuerpo nos pedía.
Un abrazo para todos.
Jesús B.

Manuel Espadafor Caba dijo...

R.I.P. Para el "Bar Granados", salud para los que lo conocieron, y vida para los que subsisten (digo esto por la cercanía familiar que me corresponde)

Antonio Pérez dijo...

En nuestra mente y paladar continuara los agradables sabores deleiteados en la altisima barra.
Andalusi

Anónimo dijo...

¡OLE,OLE Y OLE CON OLE!
GRACIAS POR AVIVARNOS EL RECUERDO.
SON, ESTOS ARTÍCULOS, COMO PINCELADAS DE UNA GRANADA QUE SE NOS VA-

ERMITAÑO BEBEDOR

Carmen Lopez dijo...

Me desconecté en Junio, después de leer la publicación de la interesante y poco conocida vida de Don Emilio Herrera.Trás unas largas vacaciones,me incorporo de nuevo a la lectura de ésta"sutil" despedida que le hace Juan al Bar Granados. Ni que decir tiene Sr.Nito que entre fecha y fecha me he puesto totalmente al dia con LaMurga. !ENHORABUENA!

Nito dijo...

-Gracias a todos por vuestros cálidos comentarios. Se ve que el tema os ha gustado. Prometemos más de este estilo.

-Agradecer particularmente a Carmen López sus perfilados comentarios, que ya echábamos en falta y que LA MURGA siga siendo Blog de su predilección.

Luisa dijo...

Hace mucho, mucho....tiempo, el domingo a mediodia, a la hora del aperitivo, nos preguntabamos unos a otros ¿Al foyasas de las castañeda o al mejorana del cutre?...!Que tiempos aquellos! Ya ultimamente creí que estaba cerrrado.

encarnacion dijo...

El bar esta cerrado hace ya, lo muestran las fotografías de la pareja joven que piensa abrirlo, tienen pág en facebook.Ahora esperar que les hayan traspasado también la fórmula del mejorana.
Completísimo artículo Nito, gracias.

Nito dijo...

Gracias, Encarnación, por los nuevos datos que nos aportas. ¡Ojalá que esa pareja se haga con la fórmula secreta del "Mejorana"...!

Pero me da en la nariz que tú sabes más cosas: ¡Cuéntanoslas, porfa...!

Pepe Pleguezuelos dijo...

"Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar......"
Duele, duele ésta Graná de LAS DESPEDIDAS con mayuscula. Ése dejarlo ir gota a gota con pasividad e inmovilismo, que se ha convertido en nuestra idiosincracia. Como bien dices, Juan, dijimos adios a tanto. A las tiendas de los barrios(aquellas de Santa Paula y San Jeronimo)el comercio de tejidos del centro...¿el progreso?.Es progreso el adios a Fabricas, azucareras...el tranvia. Pero eso si,la memoria historica la recupera Graná para "adorno" de nuestras bonitas rotondas. El tema dá para mucho, demasiado denso y extenso para comentario de tu nostalgico articulo. HASTA LUEGO JUAN. Un loco de remate.

encarnacion dijo...

Bar Granados Gracias por el enlace, encarni. De hecho, el hombre que se ve de espalda en la segunda foto es luis. Y la mujer fuera del local en la tercera foto es mi madre. Nos ha gustado el articulo, pero lo he visto como "adios, bar granados, para siempre" . Y no es asi porque lo vamos a reformar de manera a conservarel espiritu bodega. Ahora el mejorana, va a ser dificil de conseguir la receta ya que luis es muy cabezon con esto...jaja. De toda forma, seguimos en contacto aqui en FB. Un saludo! Julie.
Textualmente es la comunicación de "Bar Granados" desde su pág de facebook, mi fuente de información Nito, y como se dice, "a mandar cuanto menos mejor" jejje.Es un comentario en respuesta al mío, de que en la murga había un artículo sobre el bar.

Antonio Montufo Gtuiérrez dijo...

Como me alegro mi querido amigo Juan cada vez que veo en nuestra Murga algo escrito por tí pero esto no solo me pasa a mí la prueba irrefutable la tienes en la cantidad de comentarios que te ponemos.´
La verdad es que me da una pena enorme cada vez que veo cuando un comercio antiguo se cierra o se derriba un edifio, me viene a la mente que ya Ángel Ganivet se quejaba del abandono y dejadez que caracteriza a nuestra querida Granada.
Antonio Montufo Gutiérrez

Alejandro dijo...

Yo llevo entrando desde que tenia 4 0 5 años con la cafetera express y las galletas chiquilín por la mañana y alguna uva en aguardiente muy de vez en cuando para ir a andar con mi padre. Les tengo mucho cariño a los dos a Diego y a Luis y les deseo toda serie de parabienes, aunque a Granada no le va a venir nada bien que cierre otro de los clásicos. Seguramente pondran una tienda de souvenir o algo parecido y la haran desaparacer por completo, que desgracia.

Antonio González Novo dijo...

Qué tristeza, no sabía que se había ido, sí que había cerrado y ahora lo tiene alguien que no se quién es. Cuantos buenos ratos con Luis, y su hermano (Manuel) mucho más serio. Para que después digan que los "malafollás" granaínos no tienen ángel; es que no conocieron a Luis. Algunas fotos guardo de aquellas noches entrañables. Su "mejorana" que según el nuevo dueño con su fórmula se fue, acompañado de una ruedecilla de chorizo o morcilla o salchicha, y adornando el cutrerío con infinidad de botes con hierbas de la sierra.
Al lado estaba "La Patrona" donde cuando era niño algunas veces iba con mis padres a comer callos y caracoles, también desapareció. Menos mal que me quedan las "Bodegas Castañeda" con su vermut y su "follazas".
Adiós Luis, descansa en paz.