jueves, 6 de enero de 2011

LAS HABITACIONES DEL EMPERADOR.


PEINADOR 7

El Espacio del mes de Enero alhambreño
El espacio del que se puede visitar los martes, miércoles y jueves del mes de Enero son las habitaciones del Emperador Carlos V, y el artículo también entraría dentro de la serie que estamos colocando últimamente en la Murga con la denominación de :" La Alhambra Cristiana".

Cuando Carlos V viene a Granada, recién casado con Isabel de Portugal, se quedan prendados de la ciudad y deciden convertirla sede de la Monarquía y lugar en donde serían enterrados los reyes de España, más tarde fue Felipe II el que alteraría la decisión de su padre, cambiándola por el Escorial.

En el contexto de adecuación del palacio islámico a sus nuevos usos cristianos se entienden las habitaciones que se construyeron en época cristiana en lo que era conocido como el prado, cercano a la "Sala de las Dos Hermanas". El espacio utilizado estaba limitado por el palacio de los Leones o del Riyad, el baño Real de Comares, la Torre de Abul-Al-Yayah, la muralla y el palacio de Comares modificando profundamente este espacio islámico y creando espacios nuevos, como el Patio de Lindaraja, que desfiguró profundamente la visión que tenía al Mirador de Daraxa y destruyendo otros, como la calle Perimetral al apoyarse sobre el adarve de la muralla islámica. Todo tiene sus pros y sus contras a resultas de estas profundas modificaciones: Cuando sucede la explosión del molino de pólvora de san Pedro, éstas hicieron de parapeto a la honda expansiva evitando la ruptura de los vidrios musulmanes existentes en dicho mirador brindándonos la posibilidad de poder contemplarlos en la actualidad en el mirador de Daraxa.

La entrada a dichas habitaciones se realiza al haber modificado una ventana de la Sala de las Dos Hermanas existente en la pared occidental y convertirla en puerta. En este espacio se proyectó la construcción de seis habitaciones que unirían los dos palacios, el de los Leones y el de Comares, en este último se vio afectada una de las tres alacenas que posee el palacio en sus caras, concretamente la cara oriental, modificándose la vista desde la sala del Trono al convertir el balcón en una puerta e impidiendo la visión que tendría de la Sierra. La construcción de estas habitaciones está atribuida a la época de Carlos V aunque algunos investigadores han señalado unas posibles intervenciones en la época de los Reyes Católicos.

La primera estancia, conocida como Despacho del Emperador, conserva una chimenea y un artesonado, realizado en 1.532 por Pedro Machuca, y a continuación una antecámara por la que se accede a los dormitorios reales. Se dice que fueron en estos dormitorios donde se engendró el que sería más tarde el rey Felipe II. Sobre la puerta se conserva una placa de mármol colocada en 1.914 en recuerdo del escritor norteamericano Washington Irving que se hospedó en la salas conocidas como "Salas de las Frutas" debido a decoración que tienen. Entre 1.535 y 1.537, Julio Aquiles y Alejandro Mayner, cercanos a Rafael, fueron los encargados de pintar las paredes de estas estancias.
1 (3)

Recomiendo, como hago siempre en los espacios del mes, que no se deje escapar esta posibilidad de visitar unos espacios, que por su delicadeza y fragilidad , están cerrados habitualmente al gran público.

Antonio Montufo Gutiérrez
.