viernes, 21 de enero de 2011

CLAUDE DEBUSSY: LA SENSIBILIDAD


La historia de un gran sensitivo.
La Alhambra posee una fuerza inspiradora que se ha mantenido viva a lo largo de los siglos. Poetas, músicos, pensadores, pintores, o cualquier persona que la visita, descubre en ella un potencial capaz de despertar los sentimientos más luminosos y la inspiración más profunda, pero… ¿Y si no la has visto nunca, jamás de los jamases…?
¿Se imaginan la sensibilidad de un músico y compositor francés que, sin conocer Granada o pisar la Alhambra, se atreva escribir el Preludio “Puerta del Vino” con la sola contemplación de las tarjetas postales que le enviaba su amigo Manuel de Falla…? Sí, sí, estamos hablando del gran sensitivo Claude Debussy
1

Al contrario de Isaac Albéniz, Claude Debussy no viajó nunca a Granada; solo pasó una tarde en España. Esto es lo asombroso, que falto de estas vivencias lograse crear “Iberia” y se sintiese atraído de tal forma por la música española que lograse escribir “Soiré dans Granade” y el Preludio “La Puerta del Vino”.
El crítico musical Trend conoce a Falla en Granada y nos cuenta una sabrosa y colorista anécdota : “Súbitamente descargó un aguacero y cada cual cogió su pan, su plato y su vaso, y corrió hacia la casa. Nunca he comprendido bien las posibilidades de una situación romántica como cuando pisé ligeramente sobre un membrillo podrido que yacía en el sendero del jardín. Don Manuel de Falla describió todo el episodio como una mezcla de Soiré dans Granade y Jardins sous le pluis, aunque el escenario, añadió, era mucho más español de lo que Debussy podía conocer, ya que su relación con Granada procedía de libros y postales que el señor Falla le había mostrado”.
En efecto, nos cuenta Don Antonio Gallego Morell: La Puerta del Vino” nace de la sugerencia de una tarjeta postal que le envía Falla. Entre las postales figura una de la Puerta del Vino que conserva las notas del compositor francés y que fue la que inspiró su célebre Preludio. Conservamos la contestación de Debussy a Falla en carta de 3 de enero de 1910: “Mi querido amigo: Gracias por vuestra infinitamente amable manera de enviarme vuestros parabienes. Vd. ha mimado mi inclinación por las bellas imágenes de la manera que más me apasiona, porque Vd. conoce cuánto yo amo, sin conocerlo siquiera, vuestro país”
   7

Y Falla acertó a corresponder a esta dedicación consagrándole su Homenaje a Debussy. Él aspiró siempre a que al igual que Albéniz tenía sus azulejos en la Casa del Arquitecto, a pocos metros de la Puerta del Vino, también Debussy fuera honrado con otra lápida semejante. Y el deseo de Falla se cumplió en 1984 en que unos azulejos de Fajalauza fueron colocados en la fachada de la casa colindante con la Puerta del Vino por el Patronato de la Alhambra.
.
3
.
…Y en estas estamos, oh, mi dilecto murguero, cuando (y ya que de “sensitivos” se habla), recordé lo que nos contaba Juan Bustos en “Granada, un siglo que se va”, que en 1912, gracias a una enérgica intervención del Duque de San Pedro de Galatino en el Congreso de Diputados, pudo evitarse que el Estado vendiera la Puerta del Vino, por 35.000 pesetas a un particular… (Todavía hoy nos produce vergüenza recordar la noticia).
Puerta del vino (Large)

NITO
.

4 comentarios:

Antonio Montufo Gutierrez dijo...

Me ha encantado, eres un enamorado de nuestra Granada. Mira que subo veces a la Alhambra pero las mejores visitas son las que compartimos. Un abrazo y me alegro de tu amistad.
Antonio Montufo Gutiérrez

Ysthar dijo...

Un artículo precioso. Me encanta cuando escribes anécdotas y tradiciones de tiempos pasados.
Haces que me quede siempre con ganas de leer más.
Un beso

Manuel Espadafor dijo...

Aunque retirada de la Alhambra, el músico galo también tiene dedicada una plaza en Granada, junto al paseo de los Basilios y el Genil, muy cerca del Puente Verde que otro francés construyó (aunque a costa de robarle las piedras a San Jerónimo)

KITIYI dijo...

Nito, cuantas horas dedicas a la investigación? El resultado es muy gratificante para los que te seguimos. Me encanta!