miércoles, 30 de septiembre de 2009

MAR DE MI ESPERANZA

Óleo de Arriaga


¡Ay, mar de mi esperanza!
Eres tan ocultamente soñado,
nostalgia pura y sangrante
de todos mis amores pasados,
presagio de hondas añoranzas,
y tu, tan eternamente callado…


Por ti y tu canto, piélago salado,
abandono la tibieza de mi hogar,
por ti y tu promesa, abandono
un cálido y dulce amor
y tu, tan eternamente callado…


¡Dime algo, promete, jura!
Que, bajo tu amparo, mi destino
será apacible, sereno, claro…
Aleja de mi borrascas y rayos,
espumantes escollos, cantos
de engañosas sirenas y tronantes
y celosos Bóreas vengativos.


Aunque yo se bien, que algo
dramático me tienes reservado,
pues nunca dejas escapar de tu seno
a los que ilusoriamente te amaron,
y a fuer de buen amante, te digo
que en esta vida, que es singladura
eterna, a amar nadie me ha ganado.

Marzo de 2003


NITO

lunes, 28 de septiembre de 2009

A MARY LOURDES EN EL RECUERDO

D.Lourdes

"ET IN ARCADIA EGO"

A Mary Lourdes

In Memoriam

23 Agosto de 2009

----oOo---

El día 24 de septiembre de 2009, a las 8 de la tarde, se celebró una misa en la Iglesia del Sagrado Corazón de los Jesuitas de Granada por las exequias dedicadas a Mary Lourdes. Sus amantísimos hijos Lourdes y Antonio Manuel les leyeron estas cartas.

Mamá:

Qué difícil es hablar cuando te duele hasta el alma, cuando se escapa parte de tu vida, cuando sobran las palabras. Podría decirte mil cosas mamá. Podría recordar los mil momentos que hemos pasado juntas, nuestros cafés por las mañanas o después de comer, nuestras compras de tienda en tienda, nuestras confesiones al calor de la chimenea. Pero de todas y cada una de ellas me quedo con una, con la más importante… me quedo contigo y con toda la vida que nos has regalado, con todo el amor que nos has dado y con toda la alegría que siempre has derrochado. Siempre tan llena de vida, supiste vencer tus miedos conquistando logros y dándonos un gran ejemplo de superación. Le demostraste al mundo entero cómo se debe amar, cómo se debe llorar, cómo reír, cómo se debe vivir y lo más difícil de todo... cómo se debe morir. Nos has dado tanto a todos los aquí presentes que es difícil expresarlo en tan pocas palabras. Pero hoy estamos todos aquí, cerca de donde papá y tú os conocisteis, en donde os declarasteis vuestro amor hasta la eternidad un 10 de mayo, en donde me casé como pequeño homenaje a vosotros, estamos para recordarte y darte el homenaje que te mereces. Y yo lo quiero hacer dándote las gracias por todo, por darme la vida en todos los sentidos imaginables, por ser madre ejemplar, por ser mi amiga ante todo, por ser una mujer de los pies a la cabeza, por hacer de nuestra familia algo único y especial, por conseguir que Javi haya sido nuestra fuente de unión y nuestra fuerza cada día, por ser auténtica y especial.

Me gustaría abrazarte una vez más y sentir tus manos, tus abrazos, tus besos. Me gustaría decirte una vez más todo lo que te quiero. Pero en mis palabras no hay tristeza sino felicidad porque se que estás entre nosotros, cuidándonos y amándonos como siempre lo has hecho. Naciste grande y sigues siendo grande. Tu hija.-

loudes III-1024

Carta de su hijo Antonio Manuel:

En primer lugar quería agradeceros a todos el cariño y el afecto que nos mostráis acompañándonos en estos momentos. Muchos de vosotros conocéis a mi madre desde hace años, otros la habéis conocido en estos últimos tiempos y algunos sólo la conocéis a través de lo que os hemos transmitido nosotros.

Bien sabéis que es imposible condesar en unas palabras las vivencias y los momentos, el amor y el cariño de toda una vida. Sin embargo, quería evocar algunos de ellos a modo de testimonio y homenaje a mi madre. Y quizás lo primero sea recordar como ha sabido forjar una familia en su sentido más íntimo y profundo, con la cercanía, complicidad y cariño entre todos nosotros, una familia en principio pequeña ya que sólo somos tres hermanos, pero grande porque mucha gente se ha ido incorporando a esa familia a lo largo del tiempo, hermanos, cuñados, sobrinos, amigos… De forma natural y gracias a su ejemplo diario nos ha ido transmitiendo valores y enseñanzas muy importantes y que en ocasiones no resultan fáciles de apreciar. Así nos hemos empapado de la importancia del amor y el cariño a los seres queridos y de cómo saber demostrarlo, de su vitalidad y alegría de vivir, de su entereza y su fortaleza ante las dificultades, de su capacidad de lucha siempre. Ha sido una mujer fuerte y vital que afrontaba las luces y las sombras de la vida de una forma optimista, viendo la botella antes medio llena que medio vacía.

Esa vitalidad la hacía parecer en ocasiones incansable, siempre dispuesta a preparar un tapeo o improvisar una cena cuando alguno de sus numerosos amigos se dejaba caer por casa. Ha sabido convertir su casa en el hogar de todo aquel que entraba allí buscando un afecto, una amistad. Ha ido sembrando cariño y afecto entre la gente, y recogió y hoy sigue recogiendo todo aquello que sembró.

A la vez era una persona celosa de su intimidad, en ocasiones parca en palabras, pero con una presencia que llenaba la casa y el corazón de todos los que hemos compartido momentos con ella. Siempre dispuesta a dar una palabra de ánimo, un consejo a aquel que lo pedía, consejos que surgían de su propia vida y de sus experiencias y que daba sin ninguna pretensión más allá que la de ayudar de corazón a aquel que lo pedía. Una madre ejemplar, una mujer vital, amiga de sus amigos y que nos ha enseñado a disfrutar de la vida junto a aquellos a quienes queremos.

Ahora sólo deseo que allá donde estés sigas recibiendo el amor y el cariño de toda esta gente que te quiere y que sepas que tu vida y tu ejemplo nos seguirán haciendo fuertes.

domingo, 27 de septiembre de 2009

LA INTÉRPRETE DE ALBÉNIZ


La intérprete de Albéniz

Lo que son las cosas. Acabamos de colocar nueva sintonía en este Blog para homenajear a Albéniz en el centenario de su muerte y acabo de leer en la Prensa con emoción la noticia del fallecimiento de su mejor intérprete: La sin par Alicia de Larrocha.
Precisamente la interpretación de la “Granada” de Albéniz, que estás oyendo ahora mismo, es de esta pianista de fábula.


La muerte de Alicia de Larrocha deja una orfandad imposible de olvidar en el panorama musical español y, como es lógico, en el Festival de Granada, donde tantas noches dejó la impronta de su talento. En realidad, España se congratula de haber tenido a dos pianistas catalanas, procedentes de la escuela de Granados, que han dado momentos de gloria a la música española y al piano, en manos femeninas. Son, sin duda, Alicia de Larrocha y Rosa Sabater.



Alicia de Larrocha tendrá siempre un lugar de honor en el Festival Internacional de Música y Danza de Granada. Siempre será recordada con emoción su actuación en la IX edición, en 1960. Fue en la conmemoración del centenario del nacimiento de Albéniz, donde cerró el ciclo de recitales dedicados al compositor celebrado en el Patio de los Arrayanes .

Pero la pianista catalana no ha sido sólo la genial intérprete de la música española -el mejor Albéniz o el más profundo Granados, quedarán como documentos monumentales-, sino que abordó todos los estilos y épocas, desde el clasicismo, el romanticismo a los más modernos.
¡Granada ha quedado, a partir de ahora, algo más sola...!
.
NITO

miércoles, 23 de septiembre de 2009

MÁS SIFÓN Y OTRAS CUEVAS

Rarezas de esta cueva que la hacen única en el entorno.-

Ha sido (sin sospecharlo) todo un “éxito editorial” el tema de la cueva. He recibido muchas opiniones y de todos los colores, (alguna muy ácida). Pero siempre hay amigos (y a ellos me debo), que me pidieron, además de muchas otras explicaciones, que escribiera algo más sobre la "Cueva del Sifón" o de "Las Anémonas". Les parece increíble que después de tantos años veraneando por aquellos lares, no supieran nada ni de esa ni de otras cuevas. Pero si saben, los jodidos, dónde ponen las tapas más grandes y la jarra de cerveza mejor tirada de toda la playa... ¡Cada cual pierde su tiempo como puede!
.
Resumo las características:
-Está bajo el mar y a unos 20 m. de profundidad.
-Una gran roca oculta la entrada a modo de tapón.
-Tiene una campana o burbuja con aire donde se puede respirar, con una chimenea o lucerna por donde penetra el aire y en verano, un rayo de luz la visita todos los días a las 12 h. solares.
-Presenta enfrente, en el fondo de la pared, una estrecha galería o sifón, obstaculizada por una intimidante columna, que comunica con la vecina Cueva de los Ladrones.
.

Recreación de la Cueva del Sifón: Lo que mis ojos no verán jamás. (clik)
.
Notas necesarias.-
* -Debo confesar, en primer lugar, que nunca estuve en tal cueva ni "mis zojos" la verán jamás. Sólo conozco aquellas que pueden visitarse en bote... ¡Y gracias...!
Son dos o tres nada más, entre las que destaca por encima de todas ellas, la de Las Palomas donde, con cuidado, puedes meter tu pequeña embarcación a remo, (nada de aceitosos y pestilentes motores contaminantes en aquel santuario, por favor). Acostumbro a hacerlo de popa para tener la salida franca en caso de que pinten bastos. ¿Ud. me entiende, marinero...?
Santuario donde, si Dios no lo remedia, acabaremos con él a fuerza de gentuza con motos acuáticas creando olas dentro y removiendo fondos, valientes arponeando meros con botella y cañas y sedales tendidos en la noche. Todo ello a pesar y en contra de las normas establecidas por Medio Ambiente para el Paraje.
¡Que hay que ver, cómo me tienen de porquería mi playita de Calaiza...! Este Agosto la vi y me hice la promesa de no volver más. Por lo menos en verano.
.

Cueva de las Palomas. Recreación. Aquí sí que he estado. (clik)

*-Que todo mi anterior relato es recreado y fantaseado, basado en buenos libros e Internet, pero sobre todo, en las experiencias vividas por amigos y conocidos del entorno, como el patrón Ángel de cuando andaba con los buzos de Motril, y desde hace más de 30 años…

"Para mariñeiros, nos..." -Quiero decir, que el buceador deportivo (y en esto estamos de acuerdo con el “Colectivo de Buceadores Recreativos de Nerja”), con botella o sin ella, es el más respetuoso con el entorno y el que menos negativamente incide en los fondos marinos del Paraje Natural.
En estos ecosistemas y en condiciones tan mínimas de luz, la vida también explota en cualquier sitio que poses tu vista. Puedes pasarte horas y horas fotografiando seres que jamás has visto, salvo en los documentales. Por eso, nunca me cansaré de decir, lo condenadamente exquisitos que debemos ser en tales ambientes únicos y tan frágiles: No tocar nada, no coger nada, no contaminar nada, es y será siempre nuestro lema
.

Anécdota chunga al hilo.-
Me acuerdo que una tarde de fortísimo temporal de poniente, y a socaire del chiringuito, el patrón me relataba su inmersión en la cueva de marras, mientras tomábamos café. Os aseguro que me puso el vello como escarpias, y eso que no se atrevieron a pasar de la "columna del Canguelo" y meterse en la tobera.
¡Cómo me vería el tío que, tras zarandearme, me dijo: -Está bien, Nito, tranquilo, apura tu café y bájate de mi barca, que no te llevo, cohones...!
Creedme, amigos: Desde entonces cada vez que tengo que pasar con el bote por las inmediaciones, me retiro bastante de la costa.
¡No vaya a ser que por mor del demonio, la gruta me chupe...!

-¡Manué, ¿eres tú...?!
.
NITO
.

domingo, 20 de septiembre de 2009

LA CUEVA SUBMARINA DEL SIFÓN

Como cualquier acantilado marino, los que conforman el paraje natural de Cerro Gordo, aquí en La Herradura, están llenos de cuevas y fisuras que son un goce para los sentidos.

Sólo dos de ellas pueden ser visitadas en pequeñas embarcaciones, las otras, son tan pequeñas que puedes inspeccionarlas si te acercas nadando con tubo y aletas, y las hay que sólo son practicables si se es escafandrista, pues están totalmente sumergidas y a buena profundidad, como la que vamos a describir hoy; incluso ésta, tiene una segunda parte especialmente peligrosa, en la que han habido varios accidentes graves, ya que requiere equipos y personal especializado en espeleobuceo: La Cueva del Sifón.
,
Salimos de la Herradura en el bote hacia poniente, doblamos la Punta de Cerro Gordo, admirando las enormes formaciones rocosas de acantilados casi verticales de unos 80 metros de altura sobre el nivel del mar. A unos 50 metros de esta punta, podemos observar en la pared desnuda, a unos 20 metros del agua, como dos grandes muescas de lajas desprendidas de la pared, a modo de profunda cicatriz. Estas muescas dibujan una especie de “V” invertida que parecen indicar la situación de esta cueva.

Nos acercamos con cuidado al liso acantilado para no rozar contra algún semisumergido peñón. Estamos ante una negra y estrecha hendidura por la que apenas cabe la proa de nuestra lancha: La mítica Cueva de los Ladrones. Ante su umbral, echamos el ancla con 40 metros de cable. Nos aseguramos de que el fondeo es firme y que el bote no dará contra el muro en su borneo.
,
Nada nos haría pensar que a unos pocos metros hacia la izquierda y bajo este mar, espejo bruñido de azogue, se encuentre una tenebrosa caverna a 20 metros de profundidad, que nos ofrece su boca. Boca que aparecerá casi oculta por una gigantesca roca que, a modo de muela o tapón, nos oculta la entrada. Nos sumergimos lentamente para ir ambientando retinas y probar el equipo. Encendemos focos y nos acercamos a la gran pared. Encontramos el tapón que hace de puerta. Aunque se puede pasar holgadamente por ambos lados, en su búsqueda hay que mantenerse cerca de la pared del acantilado, al objeto de no pasar de largo: ¡Tal es "su ajuste..."
-
Una vez dentro, la sala es bastante amplia, de unos quince metros de ancho en su base y de unos diez metros de altura teniendo forma acampanada. Una vez traspasado este gran umbral, accedemos a una gran sala cuyo fondo está salpicado de pequeñas rocas y arenas consistentes, con lo que no corremos demasiado riesgo de enturbiar el agua con nuestro aleteo, aunque es recomendable mantenerse a cierta altura del fondo.
Esta sala tiene una profundidad de unos 25 metros, y va subiendo suavemente y estrechándose conforme nos vamos adentrando en ella. Hay luz natural suficiente como para orientarnos de nuevo hacia la salida.

Sin duda, lo más interesante de esta cueva, es el revestimiento de sus paredes. Al ser una zona limitada a la luz solar, es el lugar preferido para especies que eligen estas condiciones para su hábitat óptimo.
Esta totalmente cubierta de distintas especies de animales, predominando un fondo de esponjas, y sobre todo, grandes colonias de anémonas incrustantes amarillas, además de verdaderos corales anaranjados.
Es muy frecuente encontrar algunos gusanos de penachos, tras de los cuales se ocultan algunos cangrejos, en incluso podemos descubrir la presencia de alguna langosta asomando sus antenas, mientras mantiene su cuerpo oculto en una grieta.
Después deberíamos mirar y admirar su accidentada orografía. Podemos ver en las paredes de la derecha y en el suelo, oquedades que nos permiten asomarnos un poco, con permiso de alguna morena.
En este mismo lado y hacia arriba, casi en el techo, existe también una oquedad que se va estrechando y que es frecuente morada de “Manué” el viejo mero gitano, con más cicatrices de arpones de todo el Mediterráneo. En cuanto a la pared de la izquierda, y hacia la mitad de su recorrido, podemos iniciar un suave ascenso controlado hasta la superficie, ya que existe una cúpula en la roca que sobrepasa el nivel del mar, con lo que se forma una burbuja de aire, en la que caben holgadamente tres buceadores.
Esta burbuja tiene un pequeño agujero o lucerna al exterior, por lo que la renovación del aire de su interior está asegurada. Precisamente este pequeño agujero produce un fenómeno bellísimo y curioso: En el mes de junio, sobre las doce del mediodía, el sol entra por ese agujero y penetra hasta el suelo de la cueva como un cañón de luz polarizada, iluminando prodigiosamente la cueva por unos instantes.
CUEVA

Más adelante, la cueva se va reduciendo, hasta llegar a una zona estrecha dividida en dos por una intimidatoria columna. En esta zona es conveniente cuidar el aleteo ya que el fondo es del limo y aquí sí que podemos enturbiar excesivamente el agua y desorientarnos.
Es posible pasar ligeramente a la zona posterior de esta columna, en la que hay un pequeño vestíbulo, con dos lajas longitudinales inclinadas en las que se ven con frecuencia plateadas corvinas y también es posible que se nos acerque curioso un gran congrio que tiene aquí su morada y que tiene la costumbre de acercarse a los focos.
A partir de aquí la cueva se estrecha bastante, de forma que sólo deja pasar de uno en uno. A partir de esta zona no es recomendable el paso si no se cuenta con experiencia y el equipamiento propio del espeleobuceo. Este estrecho pasadizo poco después gira y se comunica por medio de una galería o tobera –como SIFÓN de pulpo- que desemboca en el inicio de la vecina Cueva de los Ladrones.
Otro capricho más, por último, de esta rareza geológica, es que nos encontremos con la presencia de agua dulce que brota del mar desde la sierra, lo cual identificaremos por una zona en la que el agua parece vibrar debido a su mezcla con diferentes salinidades y temperaturas.

NITO
,

martes, 15 de septiembre de 2009

ISAAC ALBÉNIZ Y GRANADA

albeniz 1-900

La universalidad de la música española: Albéniz

El habitual seguidor de La Murga, habrá advertido el cambio de su sintonía. Sintonía que viene sonando sola y melancólica desde finales de agosto. Hemos cambiado la vibrante guitarra de Tárrega por el dulce y colorista piano de Isacc Albéniz (1860-1909). Y esto es así por celebrarse este año el centenario de la muerte de este gran compositor y pianista universal al que tanto debe Granada. Espero que Granada, al igual que están haciendo el resto de las ciudades andaluzas inmortalizadas por su música, sepa estar a la altura.

Cada vez, que, en cualquier rincón del mundo, un buen pianista interpreta alguna de las bellas páginas que nuestra tierra inspiró a Isaac Albéniz, algo del alma melancólica de nuestra ciudad y su paisaje se apodera del recinto. Y es que el sentimiento de la música del gran composi­tor, transmite mucho del entrañable y profundo mis­terio de Granada.

SUR900

¿No sientes el borbotear del agua en el surtidor, su cadencioso gotear en la taza de alabastro, al escuchar esta melodía…? ¡Cómo caló el tío en el alma de Granada…!

Recomiendo, para no hacer pesada esta entrada, que repaséis en Internet la vida, obra y milagros de este gran músico viajero, catalán de nacimiento, pero enmoldado en andaluz, (al decir del mismísimo Joaquín Turina), al que sólo su temprana muerte a los 49 años, privó a la Música Nacional Española de inimaginables logros.

Estanque

El músico había vivido en Granada una bella historia de amor. Protagonista femenina del romance, Lina Contreras, hija del entonces -verano de 1882- arquitecto conservador de la Alhambra, Rafael Con­treras. El idilio no prosperó entre el joven pianista y la muchacha granadina. Ella no correspondió a la súbita pasión de aquel artista admirable. Aunque, por las causas que fueran, esta historia amorosa no tuviera final feliz para las ilusiones del músico, parece que sí fue lo suficientemente honda como para hacerle sentir hasta lo más profundo el encanto de la ciudad que servía de marco a su enamoramiento. “El Albaicín”, “Granada”, “La Vega”, “Torres Bermejas”... ¿Cuál? ¿Cuáles de estas bellas, íntimas melodías, escribiría Albéniz, con el recuerdo prendido en los hermosos ojos esquivos de la guapa granadina Lina Contreras?

900

NITO