miércoles, 19 de agosto de 2009

EL CÁLAMO SUPREMO Ó CALAMÓN

Al Kalam1024

Lo mismo que se ha dicho sobre la tinta, se podría decir del tintero y del noble arte de hacerlo. Las escribanías de nuestros mayores estaban llenas de éstas auténticas joyas, que así lo atestiguan y dan fe de la importancia que se les daba. Y sí nos remontamos a los orígenes. .. ¡Para qué las prisas!

Así, salvo del papel, (que sería el cuento del nunca acabar) y como sin querer, hemos hablado de los cuatro tesoros del escritorio: el papel, la tinta, el tintero y el cálamo.

28

Para no aburriros voy a cerrar el tema, aunque soy consciente de lo mucho que se me ha quedado en el tintero –nunca mejor dicho y ni más a propósito- no se me ocurrió otra cosa más que hacer un súper cálamo aprovechando una vieja caña escobera que por aquí estaba. Un vecino murguero mío, muy guasón por cierto, viéndomelo tallar, soltó la expresión (voy a decirlo fino): “¡Es el Padre de todos los cálamos…!

34

Utilidad, lo que se dice utilidad, no creo que tenga ninguna, pero decorativo, es un rato decorativo y lo que he disfrutado soltando astillas frente al mar... Yo lo he denominado Cálamo Supremo (Al- Kalam al- A´lâ), de profundas y sesudas reflexiones quijotescas, según narra Cide Hamete Benengeli. Espero que os gusten las fotos.

35

NITO

.