miércoles, 8 de julio de 2009

LA IMPOSTURA DE UNA LÁPIDA

Le Grande Mosquée de Tlemsen

Atentos y prestos me estad todos
y atentos a esta intrincada grafía,
pues aquí, por no saber geofrafía
y menos de historia de nasríes moros,
se cagó to entero el Mr. Brosselard
y hasta el corvejón la pata metió
como más adelante se probará.
¡Mirad qué formidable lío formó
que a la opinión científica cegó...!

NITO