viernes, 3 de abril de 2009

ÉRASE OTRA VEZ


Érase otra vez...!

Sí, érase otra vez, no una, ni dos…

sino la enésima vez: Olvido.

Ayer paseé afanoso por su calle

en busca del número 14: Perdido.

Subí a su mausoleo: Desolación.

¿Y entonces...?

¿ No ha de quedar más que olvido,

pérdida negligente y desolación?

Y “La Murga” fue testigo incrédulo…

¡Le han quitado la vez…! ¡La siguen ninguneando…! Tampoco en esta ocasión tendrá Enriqueta Lozano un banco en la Avenida de la Constitución donde sentarse a serenar los pulsos después de sus acostumbrados caminares por la ciudad y donde poder ser vista por sus conciudadanos modernos que parecen tenerla en el más recalcitrante ostracismo moro.


imageLeo en la prensa, y no me pilla totalmente de sorpresa, que los personajes que han sido finalmente seleccionados por elección popular para adornar los bancos en forma de esculturas de bronce a tamaño natural son, junto a Lorca, Frascuelo y Falla, Elena Martín Vivaldi; el Gran Capitán; la emperatriz Eugenia de Montijo; Manuel Benítez Carrasco; Pedro Antonio de Alarcón; María la Canastera y San Juan de la Cruz.

He tenido la oportunidad de ver los bocetos de casi todas las futuras esculturas y… ¡Oh, vosotros, dilectos próceres, que en el pecado de ser granadinos, lleváis la penitencia..! ¡Que el diablo cargue con los suyos…!

Imagen1 [1024x768]

NITO