martes, 10 de febrero de 2009

CATEDRAL DE GRANADA. TORRE



Continuamos con nuestra hermosa catedral y hoy nos vamos a fijar en la Torre.
Cualquier granadino sabe perfectamente a que nos referimos, cuando hablamos del Pie de la Torre, y sabe que es el tramo de la calle Cárcel Baja que está debajo de la torre de la catedral. Si la observamos desde cualquier punto nos llama la atención la sensación de potencia y envergadura y el hecho de que está inacabada y es cierto. La historia de esta torre es curiosa, porque en el proyecto original se contemplaba al pie de la iglesia dos gigantescas torres con tres cuerpos cuadrados de 18 metros y otro octogonal cada una y sólo se hizo la de la izquierda y además sin terminar. Existen muchas versiones del porqué y fue, por un lado los temas económicos ya que al expulsar a la población morisca se terminó el impuesto que pagaban y que en parte se dedicaba a la construcción de la catedral, y por otro más importante el estado de ruina que presentada en 1590, con unas amenazadoras grietas en su estructura debido a problemas en la cimentación, dado que estos estaban trazados como iglesia gótica y no preveía una torre de tan grandes dimensiones y que obligó de 1592 a 1602 a derribar el ochavo que ya estaba casi acabado, desmontar las bóvedas y macizar una escalera, así como los arcos grandes de los dos cuerpos primeros impidiendo su terminación, más esta imagen de una torre inconclusa es ya algo que hace que nuestra catedral sea singular. Cuando en Septiembre publiqué en La Murga un artículo sobre la iglesia de la Asunción de Arcos de la Frontera hice mención de la Torre de la Catedral de Granada y decía que en eso se parecían ambas iglesias.
La construcción fue iniciada por Diego de Siloé , pero el primer cuerpo lo termina Maeda, destacando el valiente y original entablamento dórico adornado con discos y bucráneos. El segundo y tercer cuerpo fueron realizados entre 1583 y 1589 por Ambrosio de Vico que se aleja del proyecto de Siloé. Los tres cuerpos son dórico el primero, jónico el segundo y corintio el tercero. En el segundo se pueden observar las ventanas con pirámides que denotan una influencia escurialense y el tercer cuerpo remete en las esquinas con un solo pilar y media columna acanalada con arco que protege el espacio tripartito para las campanas, estas son dieciséis y, entre ellas, hay un esquilón que traía el ejército de los Reyes Católicos, en el que aparece esta inscripción "Hec est victoriaque vincit mundum fides nostra" y en la campana de los Reyes la siguiente en caracteres góticos: "Ecce crucem Domini fugite partes adversa(sic). Vicit leo de tribu Iuda radis David; aleluia". Estas estaban antes en el alminar de la Mezquita Mayor, conocido como Torre Turpiana mientras era la sede catedralicia de Granada. Las restantes se colocaron entre 1588 y 1622; en 1778 se fundió la llamada Gorda por Bernardo Venero.
Cuando desciendes de la Gran Vía y estas a la altura de la Puerta del Perdón merece la pena detenerse y contemplar toda la grandeza y la belleza de esta torre observando todos sus detalles y en el segundo cuerpo la ventana en la vivió Alonso Cano.

Bibliografía:

-Granada de Antonio Gallego y Burin.
-Granada en tus manos, volumen 4 de José Manuel Gomez-Moreno Calera, José Policarpo Cruz Cabrera y Ricardo Anguita Cantero.

Antonio Montufo (Califa)






1 comentario:

Manuel Espadafor dijo...

Muy bien esa información de la torre de la catedral.
A ver si un día subimos a su campanario