sábado, 3 de enero de 2009

¿DE VERDAD FUE EL 2 DE ENERO ?

Desde luego, cuando más leo, más me confunde la Historia de Granada. Nada extraño, por demás, y anticipado ya por muchos que, igualmente, quisieron dejar las cosas en su sitio.

Pero claro, en Granada siempre andan reliados historia y leyenda, lo real con lo virtual, el misterio brujo y la madre que pario a los hados de la guasa, que trastocan cuando les viene en gana.

¿Estamos seguros de la fecha de la Toma…? Mirad los posibles vocablos definidores del 2 de enero, divertimento muy de historiadores y políticos granadinos templando la escota según vengan los vientos de la Historia, que consiste en cruzar sinónimos y antónimos para despiste de muchos y sinsabor de unos cuantos. Y así, desde la sospe­cha, descubrimos los términos reconquista, conquista, triunfo, derrota, capitulación, ganancia, rendición, toma, entrega, incorporación, restauración y tantos más.

Ya me lo apuntó el otro día Martinico, cuando “me encontró” en un bar de Plaza Nueva tomando café.

“¿Quiere fechas y nombres errados fruto del destino y de nuestros enredos?. Veamos: La broma se instala en inscripciones recordatorias del suceso y de los protagonistas, textos con vocación de epitafio y a menudo tarados por el humor errátil o la errata cachonda. Ocurre en la lápida de mármol con letras de plomo que hay junto al retablo de la puerta de la Justicia, en la Alhambra. Dice: «Los muy altos y pode­rosos señores don Fernando y doña Isabel… / ... conquista­ron por fuerza de armas este reino y ciudad de Granada, la cual, después de haber tenido sus altezas en persona sitia­da mucho tiempo, el rey moro Muley Hacén les entregó con su Alhambra a 2 de enero de 1492 ... ». Muley Hacén murió en 1485, seis años antes.

Otro ejemplo está en el pasadizo que une el Mexuar con el patio de los Arrayanes donde se afirma, con rótulo de la época: «Los muy altos ... / ... seño­res don Fernando y doña Isabel... / ... conquistaron esta ciudad y su reino y les fue entregada a 11 día de enero de mil cuatrocientos noventa y uno». Más, otra lápida desaparecida, que presidió la ermita de los Santos Mártires de la Alhambra, aseguraba que la entrega de las llaves por Boabdil se efectuó «en este sitio», o séase, en el Campo de los Mártires, al ladito del hotel Palace. Y por citar una últi­ma leyenda, recuerdo la inscripción en la ermita de San Sebastián, en el paseo del Violón, cuyos errores hacen tamaño favor al 2 de enero de 1492. ¿En qué quedamos…?”

Qué pocos historiadores hablan de las cabalgadas, que casi a diario y al anochecer hacían a Churriana en secreto, Gonzalo Fernández de Córdoba y Fernando de Zafra en nombre de los Reyes Católicos, pues allí tuvo lugar la entrevista con Ibn Kumasa y Abul-Qasim al Mulih, en representación de Boabdil, para llevar a Santa Fe las Capitulaciones de rendición de Granada.

Era en una alquería, a la luz de candiles, en el paraje de la Gloria. Luego tendrá lugar la entrega de llaves, en lo que es ermita de San Sebastián, cerca de Armilla y Churriana.

En este mismo paraje de la Gloria, por cierto, y casi cien años después, tuvo lugar la primera reunión secreta para el levantamiento morisco, la segunda fue en el Albaicín, en casa de Zizan, el 27/XI y la tercera en casa de el Hardón (o del Carci), el 29/XI, del 1568).

grabado F.Iz.

Grabado de Francisco Izquierdo

NITO

1 comentario:

Califa dijo...

Efectivamente como tú bien escribes las distintas inscripciones existentes en los muros alhambreños no coinciden tanto la que hay en la Puerta de la Justicia como las que hay en los techos del Cuarto Dorado y las habitaciones que dan paso al patio de los Arrayanes o de la Alberca y eso ¿por qué? la exploicación más lógica es sus autores no eran expertos en la historia.CALIFA