martes, 26 de agosto de 2008

POR UN PUÑADO DE HIGOS CHUMBOS


dios te salve [1024x768]


Poema ciertamente escatológico.


Ya con "la edición cerrada", acude tarde -pero acude- Ermitaño Bebedor que, en cuestiones gastronómicas, siempre sale al quite, aunque sea con este poema anónimo, ciertamente escatológico.

.

Sagrada breva rallada,
madre de consolación,
mi pluma tiembla agitada
y le pido intercesión.
Para poder relatar
un trance que sucedió,
que al pensar hace temblar
a todo el que es tragón.

Camino de tragapanes,
calle de come sin miedo,
en el pueblo de Brutales
sucedió este lance fiero.
Vivía un sabio profundo,
en ciencia del tragadero,
que cuando probaba el chumbo
olvidaba su trasero.


Armado con su navaja
y con gracia singular,
por llenar pronto la panza
y hartarse hasta reventar,
en un capazo terrero
de dulces higos colmado,
cogidos de las primeros,
se metió navaja en mano,
este quiero y este no quiero,
dio comienzo a la batalla
con tal fiereza y denuedo
que el capazo pone a valla,
trincándoles en el suelo
les corta culo y corona
tocando a fiero degüello
a ninguno se perdona.


Primero los más maduros,
luego los sin madurar,
no da cuartel a ninguno,
todos mueren sin piedad,
en trance tan peligroso
ya no puede respirar,
se pone hinchado y boscoso,
se teme reventar.
Mandó tocar alto el fuego
de sus fieros batallones
desabrochándose el cuello
de chaleco y pantalones,
con fiereza en la acción
entró en terribles navajazos
y terminó la función
dándole fin al capazo.


Pasó la noche en calma,
todo sin revolución,
pero a otro día por la mañana
alzan los chumbos su voz:
-Nos comiste desollados,
sin temor ni miramiento
y aquí nos hemos juntado
para darte escarmiento.
Ya te puedes preparar
para dos mil apretones,
que la tienes que pagar
¡Anda y bájate los pantalones!


Se prepara, desde luego,
con tres puntos de atención
y hace un esfuerzo supremo:
Y no dispara el cañón.
¡Ay, Dios de las batallas!
que sino más desgraciado,
cuando más valiente estaba
el culo se me ha tapado.
¡Qué será de mi barriga
si el tiro no sale cierto!
¡Santísima lavativa,
ampárame que reviento!


Empieza con rogativas
al glorioso San Ramón,
con una sartén de migas
y un atracón de melón.
¡Váleme santo glorioso!
Si me sacas de este aprieto,
triunfador y victorioso
en humildad os ofrezco
toda entera una función
de dulces higos…de higuera
un gran atracón de melón
que no se lo salta cualquiera.


En el fondo de un brazal
coloca la artillería,
mandándole disparar,
pero el tiro no salía.
Se juntan los caballeros
que estuvieron en el trance,
dictaminando casi todos
sobre el terrible combate.


Uno dice: -caballeros,
tengo la opinión formada,
olvidemos el trasero,
observemos la vanguardia:
dos kilos ha de tomar
de excelente sal de higuera,
y así conseguir podrá
de romper la pelotera.


Otro dice: -hay que forzar
que este taco está muy duro
y es necesario empezar
haciendo más grande el tubo.


La punta de una corvilla
dará buen resultado.
se le rasga la presilla
y el ojal queda evacuado.


Tragaldabas protestó,
con el cabello erizado,
dice que la operación
le dejara en mal estado.
Debajo de un parral
se fue con la artillería,
mandándole disparar
cuando despuntaba el día.


Por fin disparó la bala,
fue tan grande la explosión
que vino abajo la parra
con gran precipitación.


Le hicieron:
Duque de Tragaldabas,
Marqués del atracazón,
Conde de Parra Arrancada,
Gran Señor del Atracón.
Gobernador incivil del esparragal,
Virrey de las Chumberas,
Conde del Hinojal,
Y con titulo de indecencia
Medallón del cagadero
Y cagaduro sin conciencia.


Anónimo


tatuaje [1024x768]


ERMITAÑO BEBEDOR


.

viernes, 22 de agosto de 2008

ROMANCE DEL HIGO CHUMBO

100_0908 [1024x768]

El Romance del higo chumbo (incompleto)

Y yo ya, por mi parte, termino con este recital chumbero, no por falta de más ideas, que las tengo a puñaos. Sabe Dios que me frena la prudencia y el temor a ser pesado: Pensad que no he querido tocar el tema jocoso-picante de la que nuestra literatura anda llena, ni otros aspectos más groseros que no quiero contaminen mi Murga...

Termino con este Romance incompleto del que no he encontrado más documentación, por si alguien lo conoce y me lo puede completar.

"Pero mientras pensad, oh murgueros, que por vosotros fui a cogerlos, barrilos, pincheme las manos, fotografielos, partilos, comímelos sin mesura y atranqueme con ellos..."

"El higo chumbo posee
todo el rigor del infierno
bajo los días de agosto
se ríe del propio invierno"
(...)
"Mi castidad, yo resguardo,
con mis aristas por dientes
más si en tu empeño persistes
no he de serte indiferente"

Chumbera
NITO

jueves, 21 de agosto de 2008

LOS CHUMBOS ANISADOS Y LA PLAYA


LOS CHUMBOS ANISADOS Y LA PLAYA…

Es hora de ir a por el pan y el periódico, de poner en marcha el café matutino y la intranquilidad de no saber qué hacer con nosotros mismos en una mañana húmeda de playa. Por suerte o por desgracia, yo sí sé lo que tengo que hacer hoy: ir a comprar chumbos. Mientras muchos van a por churros a mí en verano me encanta ir a comprar chumbos, una fruta que es la metáfora del tráfico de nuestra Costa: tienen el poder de atrancar cualquier vía de comunicación.

Y allí estaba, como todas las mañanas. Me echa el brazo por encima y me arrastra junto a la abierta ventana que hace las veces de mostrador del bar…

¡Niño, marchando dos copichuelas de aguardiente…!

¡Ponlo del seco…que tengo hoy la boca más fea…!

Tal parece que la marea no quiere despejar,¿verdad, don Juan…?

¡Maestro! Yaya pelando mientras algunos chumbos.

-Y nos lo arrima aquí al mostrador…

¡Ah, y escójalos de los coloraos y bien maduricos…!

Que me voy a soplar un copaso, con aquí mi amigo…

pa vé si se me va la reuma de la mar.

-Luego contamos las cáscaras, ajustamos y en paz.

Esto pasaba siempre que yendo muy de mañana a comprar chumbos a la puerta del bar Bahía, me topaba con el tío Manué el de la Fonsica.

Lo malo del caso era que se acababa el suministro de los chumbos, pero no el del aguardiente, al que seguía el del coñac, el del carajillo… Y cuando se enredaba con otros parroquianos con las cosas del Madrí, y ya ni me veía, yo, próximo al infarto, tomaba las de villadiego y terminaba la mañana en la playa recostado a socaire del costado de alguna barca, leyendo la prensa del día… y viendo cómo se iba armando el poniente que acabara de levantar la húmeda neblina.

Ya no está Manué, el de la Fonsica. Ya no catará, ni mas higos chumbos ni más aguardiente mañanero, pero… ¡que le quiten lo bailao…!

100_0271

NITO

lunes, 18 de agosto de 2008

GOXUA DE HIGOS CHUMBOS

Después del mousse de chumbo, no podía faltar el goxua de lo mismo. Y nada mejor que el que se hace en Vitoria. Lo capturo de Internet, recomendado por Lovely. (Clicar en las fotos).
.

Goxua es un postre vasco, creo recordar que de origen vitoriano (patatero) que mi madre borda sin necesidad de tener un "caserío en Amurrio". Es un postre clásico con dos cojones, es decir algo tan fácil, tan rápido y tan para toda la familia, como un bizcocho, que separa una capa base de nata montada y una capa superior de crema pastelera. Coronamos con su poquito de caramelo liquido, o azúcar que quemaremos con la ayuda de un mechero y el aliento de mi vecino.

Partiendo de esto y usando un poco la "maceta" donde crece el pelo pueden salir mil y una versiones de este postre. Por ejemplo la mía:

Montamos la nata ( azúcar al gusto) en el metro para llevarla hasta el final de línea 3 ( a ver quien lo hace a mano como yo). Por otra parte trituramos unos chumbos con la batidora y los pasamos por un colador para obtener solamente su pulpa; ponemos a calentar esa pulpa con una cucharadita de azúcar si queremos y disolvemos allí algún gelificante... una vez fuera del fuego añadimos yema de huevo y movemos con dos cojones para no hacer tortilla de chumbos ( si queremos poner algún licorcillo es el momento)... mientras se atempera un poco ( frío no, que se cuaja eh?) y si queremos rizar el rizo ponemos las claras a punto de nieve, ( como 20 cm de polvo dura en Formigal) y nos ponemos manos a la obra.

En el recipiente de la nata montada , vamos añadiendo poco a poco la mezcla de huevo, chumbos y gelatina y la integramos con cuidado de no bajar a los infiernos la mousse... por ultimo las claras a punto de nieve con más cuidado aún y depositamos la mezcla en la base de la copa para que pille cuerpo.

En segundo lugar hacemos una crema pastelera como más nos guste; yo suelo cocer la leche con aromáticos dependiendo de como este la despensa....casi nunca la hago igual, aunque he de reconocer que una crema pastelera tradicional y hecha por mi mami, deja en ridículo a todos los sabores que se puedan obtener por obra y gracia de regaliz, cardamomo, nuez moscada, azafrán, etc, etc...

-Una vez hecha la dejamos enfriar , removiendo a cada poco para que no se le haga la típica "peluca" que tienen las tapas de ensaladilla en los bares...

Mientras eso sucede nos entretenemos caramelizando unos bastones de bizcocho, ( magdalenas, sobaos, etc, etc.) de 1cm de grosor por todas sus caras, para darle un rollo crujientito...

Y para terminar, montamos el postre... Sobre la mousse de chumbos colocamos unas nueces peladas (podremos caramelizarlas si queremos), encima la crema pastelera y para terminar ponemos los bizcochos caramelizados y unas hojas de menta. Por "tocar los cojones" marcamos la circunferencia con unas gotas de mermelada de mora...


Nopales mexicanos


¿Quién se atreve a mandar un SORBETE...?

NITO


,

sábado, 16 de agosto de 2008

CHUMBOMOUSSE A LA MURGA

chumbomouse

Murgueros de poca fe en el chumbo... Luego os quejaréis de que el jefe os llame "pueblo infiel". Mirad con la ayuda de la Thermomix lo que conseguí el verano pasado ( sacado de Internet):

Aquí tenéis la receta del Chumbo-Mousse (Las fotos no son mias).

INGREDIENTES:

1 base de bizcocho

300grs de pulpa de higos chumbos

400grs de nata

3 claras de huevo

25 grs de azúcar para montar la nata y 25 para las claras)

5 hojas de gelatina grandes o 6 pequeñas

85 grs de agua

110 grs de azúcar

ELABORACION:

Montar las claras con los 25 grs de azúcar y reservar

Montar la nata con los otros 25 grs de azúcar y reservar dentro de la nevera

Hidratar la gelatina

Triturar los cubitos de pulpa de higos chumbos unos segundos ,V. 5-7-10

Sacar del vaso el granizado

Enjuagar el vaso , poner los 85 grs de agua y los 110grs de azúcar , hacer un almíbar 5 minutos ,100º , V 3

Cuando termine el tiempo , poner la THMX a V.3 y por el bocal añadir la gelatina remover 1 minuto y medio ,seguir añadiendo por el bocal la pulpa y a los 2 minutos parar .

Montar el mousse ,1º la crema con la nata poco a poco y después añadir las claras.

Volcar en el molde donde este el bizcocho con el aro y meter al congelador o frigo.

Una hora antes de servirlo , sacarlo del congelador, hacer una gelatina neutra teñida con agua y un poco de mistela y ponérselas por encima

Volver a meter al frigo.

Desmoldar y servir.

trozochumbos

Bon apetitte, murgueros, y un beso de LOVELY

.

SUSPIROS AZTECAS CON PÚAS

49329_7812_673

“Mal deben de estar las cosas por La Murga de temas, cuando su principal accionista saca un chumbo a relucir…”

Así se expresa la amiga LOVELY desde Cantabria, a la par que me manda un montón de buenas fotos y alguna receta culinaria por añadidura que refuerce el tema chumbón y para que yo los aliñe a mi placer. ¡Gracias, te debo una!

De todos modos, Evely, no me parece el tema de los higos tunos cuestión tan baladí: Autores consagrados hay que sucumbieron a sus encantos, y la poesía está llena de ejemplos…

El humilde chumbo llega incluso a la lírica de la mano del malagueño Salvador Rueda (1857-1933) en este soneto:

“Todo es bondad y plácida dulzura,
aunque se envuelva en puntas diamantinas,
como mujer de gracias peregrinas
que de esquiveces viste su hermosura.

Pero aunque terco defender procura
sus mieles de moléculas divinas,
la abierta caña burla sus espinas
y lo arrebata de la penca dura.

Un barredor de ramas cimbradoras
límpido de sus redes punzadoras
hasta dejar su velo escurridizo.

Y a tres heridas de la mano diestra,
¡el corazón azucarado muestra
igual que un rallo de salud pajizo!”

1341980142_4e3c1869c0

.

viernes, 15 de agosto de 2008

¡DIOS TE GUARDE, HIGO CHUMBO

chumbito (Small)

“Dios te guarde higo chumbo,
amigo eres de mi navaja,
te corto cabeza y culo,
en medio te hago una raja
y con los dientes, te empachurro”.

¡Mucho ha llovido ya, pero estas y otras cosas me contaba mi agüelo a la sombra del tapial del fresco huerto y que ahora, en el torbellino del verano -tal como entonces- me acuerdo de él.

Pero, aunque sean otros tiempos, la costumbre inveterada de catarlos permanecerá en mis genes per omnian saecula seculorum... Aunque tengas que pagarlos a millón, ¡claro!

Como hoy nos hemos vuelto más finos, restaurantes hay que te lo ofrecen en forma de sorbetes. Incluso una tarta de helado de chumbo me ofrecieron en el Rincón de Pepe, en Murcia...

-Pero, maestro, no me engañe usted: ¿No me los pueden traer en un plato, a poder ser hondo, ya peladitos y con una copita de Machaquito del suave...?

¡Nada, que no traga el tio...!

IMG_4248

NITO

miércoles, 13 de agosto de 2008

LA GRANADA GOLFA

'La Granada golfa'

p_5uedo aseguraros que el libro 'La Granada golfa', próxima publicación de la editorial 'Almuzara', ya se está escribiendo (quizás ya esté terminada). No me preguntéis cómo lo sé, per0 por inercia… uno imagina… No sabría daros una razón contundente, pero tiene que salir ya (lo mismo que ya salió la de “Córdoba golfa”, pero de otro autor…)

Y tendremos que leerla sin más remedio, por lo menos los que ya “calzamos” la sesentena: Esa historia nos pertenece por completo ya que fuimos, si no protagonistas, al menos espectadores… ¡Vayamos a polliyas!

Hace unos meses salío esta reseña en Ideal, y hoy os la quiero mostrar a falta de algo mejor.
Supongo que 'La Granada golfa' (1950-2000), se articulará como un gran retablo de las maravillas, donde aparecerán personajes, con sus nombres y apellidos, o apodos si lo tuvieran, actuando sobre el escenario de una Granada transitoria, mutante, desde las oscuridades y penumbras de los años cincuenta hasta el progresivo amanecer de los noventa, que desembocaron en este siglo XXI que estamos estrenando. La Granada levítica de los 'Bartolos' y 'Volaeras', que tan certeramente definía, y con tanta gracia, aquel fino granadino, Manuel Orozco, cuando nos tomábamos unas copas en casa de Enrique 'El elefante', o en el mostrador de 'Los leones'. Majarones y tragaldabas. Faunos y vampiresas. La doble vida del que aparentaba ser un respetable caballero cristiano y de repente se larga al otro mundo, amartelado con una pelandusca en alguna pensión de mala muerte. Nunca mejor dicho. Notorios juerguistas. Follarines empedernidos disfrazados de santurrones. Personajes populares entrañables, ingeniosos, estrafalarios, generosos, dignísimos. Los estraperlistas. La esperpéntica movida nocturna del Rey Chico. El carmen pecaminoso de doña Luisa, en el Albaicín, donde se refocilaba la flor y nata del señorío granadino. La casa de 'La Bizcocha'. 'La Esquinazos', buscándole la ruina a más de un banquero. Los señoritos de buena familia dilapidando el patrimonio de sus laboriosos antepasados. Borrachines profesionales. Prestigiosos putañeros. El repentino y voraz incendio de la casa de putas de la calle del Toril, donde ilustres caballeros de la mejor sociedad granadina, sorprendidos en plena faena digamos amatoria salieron de estampida, huyendo de la quema, liados en sábanas y guareciéndose como podían en los portales de las casas vecinas, donde fueron rescatados por los bomberos. Los pollos insomnes de la 'Venta de Ernesto'. Ernesto y 'El Cigarrón'. La saeta, aquella Semana Santa, que le costó un disgusto al enorme Frasquito 'Yerbabuena'. Las justicieras hazañas del cabo Colomera, que mantuvo al Albaicín como una balsa de aceite, a la sombra de su bigotazo. Las fulanas del cine Regio, o Salón Nacional, donde si se repetía el mismo rollo de película durante la función nadie se daba cuenta, porque allí cada cual estaba dedicado a lo suyo, ajeno a lo que salía por la pantalla. La 'pecera' del Centro Artístico. La simpática pandilla de Pepiniqui. Los 'rabos' culeros en los achuchaderos de las procesiones de Semana Santa. Las pajilleras de los Jardinillos y el folladero, propiamente dicho, junto a la biblioteca popular del Salón. Los que para abaratar los gastos de mantenimiento de una querida, la tenían a medias, para disfrutarla alternativamente. Malafollás insignes. Los orígenes del 'fonsecámetro'. La personalidad, irrepetible, arquetípica, de gente como Curro, el prolífico guardia de la porra que tocaba la guitarra. Pepe Albaicín. María 'La borracha'. Aquel húngaro bohemio que tocaba la cítara por los bares. Las animadoras de los cafés. El 'Diamante rubio'. Doña Rosita la viuda, no tan famosa como su prima, la soltera de Federico, pero sumamente peligrosa por sus artes seductoras. Poetas peripatéticos, lunáticos, de piñón fijo. Fanfarrones del quiero y no puedo. La Granada de los fantasmas crepusculares. La Granada carnavalesca del moro disfrazado de cristiano, y viceversa. Los que viven de la muerte de García Lorca. La leche merengada. Silencio, se escribe. Lo que nos vamos a divertir.

NITO

0012 [1024x768]

domingo, 10 de agosto de 2008

EL ÁRBOL DE LA ESPERANZA

No más Hiroshima.
Ante la oportunidad que me brinda tu entrada del día 9 sobre el acto en Lanjarón dedicado a Elena Martín Vivaldi, y ante mi torpeza para meterme yo misma en “La Murga”, te mando estas notas por si las ves oportunas para el blog.

¡Albricias, Nito…! No estés pesaroso: Si Lanjarón ganó por la mano a Granada, en lo de la Vivaldi, piensa en el santuario que nos han creado para nuestro recreo y solaz de ensoñación. Te propongo que sea éste un lugar de futuros encuentros poéticos cuando efectuemos por otoño la prometida semblanza a nuestra poetisa. Sólo nos faltaría que la sensibilidad de los lanjaronenses (“Cañoneros”) nos plantara un ginkgo biloba (a poder ser, bien crecidito…). Como cuando nos conociste, aquí en el Departamento de Lengua, seguimos luchando como siempre, por Elena.



Hace sesenta y tres años... ¡Mira qué oportuno...!

El ginkgo es un árbol muy resistente. No se le conoce ninguna enfermedad, soporta muy bien la contaminación, el fuego, las bajas temperaturas, la falta de luz e incluso la radioactividad.

El 6 de agosto de 1945 explotaba en Hiroshima, la Little Boy, la primera de las dos bombas atómicas lanzadas en Japón en la Segunda Guerra Mundial. Un ginkgo que se encontraba en los jardines de un templo budista, a 1 km. del lugar de la explosión quedó destrozado. Pero este superviviente del Pérmico no estaba dispuesto a morir. En la primavera siguiente, el viejo ginkgo brotó de nuevo. Hoy en día el árbol sigue vivo y a su pie se puede leer una inscripción que reza, "NO MAS HIROSHIMA.
El Ginkgo del holocausto, hoy
Por eso le añadimos hoy un nombre más a su ya larga lista de epítetos y apelativos a este árbol prodigioso: Árbol de la Esperanza. Esperanza de que ya nunca más Hiroshimas.
.

"La sensibilidad norteamericana" en Hiroshima
.
Mari Carmen
.

sábado, 9 de agosto de 2008

¿MÁS SENSIBILIDAD QUE GRANADA...?

kiy-3-1

Lanjarón dedica una de sus fuentes a Elena Martín Vivaldi

El Ayuntamiento de Lanjarón ha rendido un homenaje póstumo a la poetisa granadina Elena Martín Vivaldi. A Elena también se le ha dedicado una hermosa fuente escoltada por eucaliptos y álamos blancos, situada en el Parque del Salao. María Teresa Martín Vivaldi (sobrina de la poetisa) y otros familiares asistieron al emotivo y envolvente acto. También lo hicieron el muy eficaz concejal de Cultura, Juan José Gallardo, el célebre poeta Antonio Carvajal, el ingeniero y gran poeta local, Fernando Rubio, el propietario del Balneario de Lanjarón, Luis Espínola y otras personalidades.

Antonio Carvajal y Fernando Rubio recitaron poemas a las sombra de los árboles y junto a la fuente cantarina. Actuó a las mil maravillas el dúo clásico de la banda de Churriana de la Vega, formado por Isaías Moreno y Manuel López. El almuerzo se celebró en el mesón 'El Frenazo'.

2213302360_ac618aa98b_b

María Teresa Martín Vivaldi indicó a IDEAL que a toda la familia le había encantado que el Ayuntamiento de Lanjarón le dedicara una fuente a Elena Martín Vivaldi. «Me ha parecido una iniciativa muy bonita y entrañable que siempre agradeceremos y recordaremos».

Antonio Carvajal manifestó que él había acudido a Lanjarón a apoyar el acto. «Yo he sido el comisario del homenaje universitario a Elena Martín Vivaldi, porque ella, además de bibliotecaria, era una mujer ejemplar en la vida universitaria. Lo de Lanjarón ha sido una prolongación de ese homenaje que yo he intentado llevar con tanto cariño. Y lo que me gusta y complace es que todavía el nombre de Elena siga sonando y siga provocando este tipo de manifestaciones».

Pequeño paraíso

Juan José Gallardo dijo, entre otras cosas, que «nos ha parecido que este pequeño paraíso situado en el 'Parque del Salao' es el adecuado para Elena.clip_image002

Nos gusta pensar que ella lo hubiera elegido para escribir versos o para atardecer en él. Nos ilusiona la idea de que este paraje es un marco para su obra, un remanso para su alma. Aquí van a quedar en libro abierto cuatro versos suyos».

NITO

Tomado de "Ideal"

martes, 5 de agosto de 2008

A LA CRUZADA POR LAS CRUCES

Una plazoleta de vértigo: San Miguel

El Ayuntamiento rehabilitará la histórica Cruz de la Rauda y la del Cristo de San Miguel Bajo, deterioradas por los años de abandono y por el vandalismo

Una cruzada, además de otras muchas acepciones, es una campaña que se lanza en pro de algo. En este caso, aunque resulte recurrente, una cruzada por dos cruces centenarias: la de La Rauda y la del Cristo de San Miguel Bajo. Dos monumentos en piedra que otean Granada desde el Albaicín pero que están a punto de perder los ojos.

Los vecinos de San Miguel Bajo denunciaron hace pocos días que su Cristo se caía a pedazos. Para colmo, la mitad del travesaño derecho amaneció roto en el suelo. Unos decían que víctima del vandalismo, otros que por culpa del abandono y la desidia. Quizás no se aprecie desde abajo, pero el Cristo también tiene la nariz partida.

La Cruz de la Rauda, un monumento del siglo XVI, hace tiempo que perdió parte de su solemnidad cuando le amputaron los cipreses que la rodeaban. «Es una cruz sorprendentemente trágica sobre tierra de muertos, una cruz empinada sobre las cenizas de un cementerio moruno», escribió en cierta ocasión de ella Eduardo Molina Fajardo.

La cruz fue destrozada en una de las revueltas anticlericales de la II República, en 1932, y reconstruida cuatro años más tarde con sus propios restos. También su Cristo está mutilado. El óxido del tiempo se ha llevado la pierna derecha y el brazo izquierdo.

Hace años que las dos cruces están clavadas en el monte del olvido de los gobernantes. La Fundación Albaicín adjudicó el 25 de julio la restauración de ambos monumentos con cargo a los Fondos Urban. Una operación modesta, que apenas se llevará 25.822 euros, pero de esas que saldan las cuentas con la historia.

La actuación pretende acabar con el «deficiente estado» de las dos cruces debido a las «filtraciones de agua, el ataque biológico y la acción de diversos agentes externos». Agentes externos como el viento o como los gamberros.

En el caso del Cristo de San Miguel la intervención se centrará en soldar las «numerosas roturas y grandes grietas» y en reconstruir la nariz del Cristo. Las tradicionales grapas del monumento se sustituirán por otras de acero inoxidable. Antes, se retirará «todo el material extra o adherido al inicial».

Un mirador mágico: Mi Cruz de Rauda

En la Cruz de la Rauda, con un crucificado por un lado y una Virgen en el opuesto, se hará una actuación de choque en las grietas y en las zonas más amenazadas ante el «peligro de desprendimiento que presentan algunas partes».

Tras la limpieza se reconstruirán «parcialmente» los trozos del Cristo que están incompletas, mientras que el proyecto técnico desaconseja intervenir en el rostro de la Virgen. Por otra parte, el futuro Plan Albaicín contempla recuperar este entorno como mirador.

Los trabajos durarán dos meses y medio. Empieza la cruzada por las dos cruces albaicineras.

Tomado de "Ideal"

lunes, 4 de agosto de 2008

UN CAMINO HASTA LA NIEVE

UN CAMINO HASTA LA NIEVE
.

Escribe Francisco Pérez-Rejón Sola.- Uno se pregunta, al cabo de tanto tiempo transcurrido ¿por qué estos ignorados hombres han permanecido en el olvido? ¿Es que su aportación a la sociedad de aquella época no era importante?

Sinceramente creo que sí lo era, pero la historia siempre se repite y este peculiar trabajo, tan honrado como el primero, estaría mal visto. Casi sin quererlo, me viene a la memoria aquellos otros hombres que en Belén contemplaron el nacimiento de Jesús. Los israelitas tenían como proscritos y muy mal vistos los oficios de pastores, comerciantes (por aquello del fraude) y otra serie de ocupaciones. Quiso Dios. que el Salvador naciera junto a los humildes, por eso estas personas, despreciadas para el mundo, fueron los primeros invitados al acontecimiento, (aparentemente simple), pero de tan vital importancia que ha cambiado por completo el rumbo de la vida de los hombres.

¿No se estremecerían muchas veces los débiles cuerpos de nuestros Neveros al pasar junto a los ventisqueros, parapetados, en diversas épocas, de desafiantes cuchillos de hielo? Creo que ni sus pardas "pellizas", ni su raída manta a cuadros -aunque permaneciera tibia del calor recibido en el lomo de los mulos- serian suficientes para desafiar el gélido aire norte que día a día quemaba y endurecía sus curtidos rostros. Me imagino todas estas montañas sin descubrir por el hombre...

El camino de acceso a ellas lo trazarían muy diversos animales cuadrúpedos: lobos, zorras o cabras monteses bajando hasta los verdes pámpanos de las viñas del Contadero y que, viendo a los agricultores con sus perros, se escaparían huyendo por la cresta de las Terreras. Más tarde serían las reses bravas bajando al son de los cencerros en las largas trashumancias hacia otras tierras mas cálidas y, por último, se haría camino a golpes de herraduras de mulos y alpargatas de los Neveros.
.
Pablo Bueno, nos cuenta "que el Camino de los Neveros con­serva esta denominación porque durante siglos fue recorrido por arrieros que subían desde Granada a los ventisqueros del Veleta en busca del hielo y nieve para el consumo de la ciudad."

Como noticia curiosa reseña como en 1870, según concesión por parte del Estado, mediante venta, otorgó la propiedad de toda la nieve de Sierra Nevada en ambas vertientes al señor García del Real, por la cantidad de 125.550 pesetas de oro. Después la propie­dad paso a los señores Peña Fernández, a cuyos herederos compró el ultimo propietario, don José Carrera Mata, en el año 1914, por la cantidad de 30.000 pesetas, quien efectuó la explotación de esta in­dustria hasta el año 1922, fecha en que instaló en Granada una fábrica de hielo. Y continúa diciendo:

"Constituye el Camino de los Neveros, una vía de penetración en Sierra Nevada, no solo atractiva e interesante, sino que también es el más corto para alcanzar, a pie, sus más altas cum­bres, así como las vertientes alpujarreñas, a través de los Tajos de la Virgen, a 3.160 metros de altitud.

Se inicia en Granada, saliendo de la ciudad por la Avenida Cervantes, en la orilla izquierda del Genil, encontrándose al fi­nal de dicha vía urbana con el Callejón de los Neveros y el Ca­mino Bajo de Huétor; puede seguirse por cualquiera de los dos hasta las instalaciones del Polígono de Tiro Olímpico en las Co­nejeras, en donde propiamente se origina el Camino de los Ne­veros. En sus comienzos, flanqueado a ambos lados por diver­sas urbanizaciones y grupos de chales, es realmente una carre­tera asfaltada en sus primeros tres kilómetros, desde la Avenida de Cervantes hasta las instalaciones de la Jefatura Provincial de Tráfico. Los siguientes tres kilómetros hasta el Contadero, son de tierra, aunque bastante aptos para vehículos.


-En esta primera parte tenemos dos importantes descensos, seguidos de otras tantas subidas. El primero de ellos al pasar Los Rebites, cercano a dicho Polígono de Tiro Olímpico. Frente a las instalaciones de la Jefatura Provincial de Tráfico, nueva su­bida, en la que recuperamos con creces el desnivel que perdimos, para terminar en otro descenso, mucho más pronunciado, dando vista a nuestra izquierda al valle del Genil y al pueblecito de Cenes de la Vega.

En dirección al citado pueblo contemplamos una multitud de barrancos que en las primeras horas del día o en las últimas de la tarde, destacan por estar el sol bajo y producir contrastes de luz y sombra que denotan su accidentada topografía, apreciándose en las arcillas y conglomerados miocenos una faja de erosión que abarca desde Jesús del Valle, en la cuenca del río Darro, por detrás de dicho pueblo de Cenes, hasta Monachil, situado a nuestra derecha.


A la altura de Cenes terminan los descensos. A los cuarenta minutos de camino, desde Las Conejeras, el camino se estrecha de forma natural, es El Contadero. Comienza ahora una vereda en pendiente y, en lo sucesivo, toda la altitud que vayamos ganando, ya no la perderemos. Al cabo de otros veinticinco minutos nos encontramos al pie de la impropiamente llamada Cuesta del Desmayo, denominación que corresponde a otra pendiente que encontramos al subir el Dornajo; al final de la misma, el camino se torna llano hasta que llegamos a la Fuente de los Castaños."

Hoy esta descripción ha cambiado sustancialmente. Principalmente en los comienzos de esta importante vía, la reciente urbanización, al final de la Avenida Cervantes, que se conoce como "EI Serrallo", con una amplia avenida. A su entrada, el nuevo Instituto "Bola de Oro". Continuando dicha avenida hasta enlazar con el propio Camino Real de los Neveros a la altura del Tiro, justo donde comienza el término municipal de Huétor Vega. Abajo, por la derecha, se encuentra la moderna a Ronda Sur y los túneles que atraviesan La Loma y enlazan la autovía con el nuevo acceso a la Alhambra y a la Sierra.

Hay que destacar las espléndidas vistas que se contemplan desde este lugar: el Palacio de Deportes, los nuevos accesos a los pueblos de la Mancomunidad del Río Monachil, los dos túneles de la nueva autovía con dirección a la Alhambra y a Sierra Nevada. A la entrada de Los Rebites, justamente a la vera del Camino, el nuevo depósito de agua potable construido por el Ayuntamiento de Huétor Vega en 1994 y, de frente, el gran depósito que albergara las aguas del Canal de Loayza y la situación envidiable del pueblo de Huétor Vega, lugar donde vivían la mayoría de nuestros Hombres Neveros. Pero esto es otra historia.

Richard Ford, escritor y viajero inglés, que residió en España de 1830 a 1833, escribió varios libros relacionados con nuestro país. Dice, que por Los Rebites, era su itinerario preferido para subir a la Sierra, y añade: "La mayor parte del camino se puede hacer en caballerías, porque los neveros, que van todas las noches por nieve, han trazado con sus mulas un camino".

.
NITO
.

sábado, 2 de agosto de 2008

El agua de Granada, la mejor de Europa


"La entidad internacional que evalúa la calidad del agua de consumo, Rodés, califica la granadina como excelente y le da la nota más alta, un sobresaliente ."
Por JUAN ENRIQUE GÓMEZ

os granadinos lo saben desde siempre, pero al parecer hace falta que alguien de fuera lo certifique. El agua de Granada es la mejor de Europa, que es lo mismo que decir del mundo. Es la conclusión a la que ha llegado el laboratorio Rodés, de la familia Oliver-Rodés, que desde hace tres generaciones, se encarga de evaluar la calidad del agua que se consume en la totalidad de la Unión Europea, y es la entidad que otorga el Certificado Rodés, que significa que el líquido elemento posee una altísima calidad.

En el último estudio, en el que se han analizado las aguas de las ciudades de Europa, Granada saca la mejor nota, un nueve sobre diez, y obtiene un comentario de lo más elogioso: «Sabe bien, con cuerpo, y fresca de la nevera podría pasar por envasada», y le dan un sobresaliente.
Ninguna otra ciudad está por encima, y por debajo se dan paradojas como que el agua de Santiago de Compostela saca un seis, la de Madrid un ocho, igual que en Bilbao, y la que más se aproxima a Granada saca un 8,5.
.
El consejero delegado de Emasagra, Sebastián Pérez, y el director de la empresa, Antonio Navarro, estaban contentos. «Es que se trata de una certificación que supone reconocer el trabajo que realizan desde hace años todos los técnicos y trabajadores de esta casa». Poseer el sello de Rodés y con la mejor nota, supone un espaldarazo para la proyección de la calidad Granada, según Pérez, que señala que el informe se ha publicado a nivel internacional bajo el título de «¿ A qué sabe el agua? Los notarios del oro azul».

NITO