viernes, 5 de diciembre de 2008

EL MÁGICO OBJETIVO DE MANOLO ESPADAFOR

Lechero. 1961
Se nos escapa el año. Prolongadas herrumbres y colores de almagre por los parques, aljófar en los cielos con un tremor de nubes, lluvia pequeña y dulce como canción de otoño, pájaros que se esconden bajo las enramadas y, en la calle, gentes presurosas enredadas en sus bufandas, preparan silencios y contubernios de invierno.

Fría tarde la de ayer 4 de Diciembre. Granada batió el record: Según datos de Sevillana Endesa, la provincia demandó 733 megavatios a las 19.00 horas, superando los 732 consumidos hace casi dos años el 25 de enero del año 2007.

Menos mal que a esa hora, el calorcillo que despredía la conferencia-diálogo sobre la fotografía añeja de Granada de Manolo Espadafor, propiciada por Ofecum, reconfortaba ánimos. Algunas de sus "placas" despertaban verdadero clamor y sorpresa entre el concurrido público, ante aquella Granada ya ida y no tan lejana... A mi, además, me templó el espíritu con la dedicación cariñosa de su novela histórica “Un siciliano en la Alhambra”.

Por si esto no fuera suficiente, añadimos más calor, si cabe, en el cofrade bar “El Sota” del Realejo, con unos tintillos en amenísima tertulia y compañía.

ESPADAFOR [1024x768]
NITO

1 comentario:

Califa dijo...

Fue una maravillosa intervención en la que se pudo disfrutar no solo de su palabra sino tambien del magnífico soporte fotográfico que nos traspuso a nuestra infancia y juventud comprobando los destrozos que ha sufrido Granada en su patrimonio y paisaje.¡¡Una lástima!!!!.
Califa