sábado, 29 de noviembre de 2008

NADA COMO EL PISINGALLO

Demos tiempo al tiempo.

Demos tiempo al tiempo y a los murgueros ganas. Ganas y tiempo para ir respondiendo a los señuelos sobre San Jerónimo y el Gran Capitán en este fin de semana.

¡Qué tarde más desapacible la de ayer...! Dicen que estamos en el más blanco de los otoños, desde hace décadas. Por eso, ni corto ni perezoso, me entretuve (mientras buscaba afanoso inspiración para contaros algo) en hacer palomitas caramelizadas al estilo de mi agüela. La inspiración no me la dan las rosetas, ¡no, qué va...!: Me la da el aguardiente con que van aderezadas.

Y, como casi siempre me pasa con los vapores anisados, me sentí obsequioso: Ahí os mando un plato. -Quien haya probado esta fórmula, no querrá hacer ya las saladas. Pero en cualquier caso, usad un buen maiz pisingallo mejicano. Mando receta a quien me la solicite.

maiz pisingallo [1024x768]

Maiz rosetero pisingallo (clicar en las fotos))

NITO

1 comentario:

Esther dijo...

Quién pillara esas palomitas!!!
Felicidades a la cocinera.
La presentación perfecta... El plato es precioso..
Besitos