miércoles, 23 de julio de 2008

EN RECUERDO DE ANNUAL Y MONTE-ARRUIT

Recordando a Annual y Monte Arruit en Melilla (1998)
.
esde que tenía uso de razón lectora, allá por mis tiernos tiempos de niño en Melilla, me vienen dos costumbres veraniegas: La primera, releer mi viejo Quijote escolar en una buena sombra y la segunda, (por haber jugado en aquellos mismos parajes trágicos), volver a leer el Desastre de Annual y Monte Arruit, de carácter épico-catastrofista y que tanto exaltaban mi imaginación.

Hace ochenta y siete años, el Ejercito Español sufrió la más humillante derrota militar a manos de los desarrapados rifeños que dejaron K.O. contra las cuerdas a Melilla y su población.
Aunque las cifras son imprecisas, al menos 2668 restos humanos fueron encontrados esparcidos por los alrededores de Arruit. Unos seiscientos hombres, junto al general Navarro, sobrevivieron para ser tomados como rehenes. Y en cautiverio permanecieron hasta que se pagó su rescate, aunque para entonces muchos de ellos ya habían muerto. Una vez consumado el descalabro de Monte Arruit, Melilla era la única plaza segura que España mantenía en el Rif oriental. Hasta la capital no cesaban de llegar supervivientes –militares y civiles- de las matanzas de Nador, Zeluán o de los numerosos blocaos que habían quedado aislados en medio de las zonas controladas por las harkas de Abd el-Krim, contando espeluznantes relatos. En mayo de 1922, aun llegaban refugiados. Tras el desastre, se encargó al prestigioso General Picasso que iniciara una investigación para depurar responsabilidades... con la advertencia de que no debía implicarse a ningún miembro del alto mando como responsable de lo acontecido. Alfonso XIII, las cúpulas militar y política, la prensa censurada... todos volvieron la cara a los muertos en el Rif. Tampoco pagaron por su responsabilidad los empresarios españoles implicados en la venta de armas a los rifeños, algunos de ellos fundadores de importantes empresas actuales. Ninguno de los sucesivos sistemas políticos puso interés en esclarecer el asunto. ¡Qué raro, ¿eh?...!


MI CASA EN MELILLA
.Cercano a las primeras casas de esta foto, se encontraba mi domicilio hace 50 años. Era el poblado de Beni-Enzar, fronterizo con la ciudad e Melilla. Al Fondo puede observarse el tristemente célebre Monte Gurugú. Entre sus dos promontorios más elevados (Las Tetas del Grugú), se encuentra el no menos triste y mítico Barranco del Lobo, que tanta sangre costó a España en sucesos anteriores (Julio de 1909).

"El Desastre del Barranco del Lobo causó una profunda conmoción en España, siendo tema para una coplilla popular difundida durante muchos años, especialmente entre los soldados que servían en África, y cuya letra era la siguiente:

En el Barranco del Lobo

hay una fuente que mana

sangre de los españoles

que murieron por España.

¡Pobrecitas madres,

cuánto llorarán,

al ver que sus hijos

a la guerra van!


Nito

. .

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado Nito.
Me permito corregir un poco la leyenda: De Monte Arruit quedaron vivos 67 hombres. La mayoría oficiales que fueron sacados por los rifeños antes de la matanza. El resto, despojos vivientes que puedieron zafarse de la muerte. El primer superviviente, mi abuelo paterno, Francisco Moreno Ruiz, que llegó a Melilla al día siguiente de la matanza y comunicó a Berenguer lo ocurrido. En la huida salvó la vida a Salvador Levia Cuevas, paisano y amigo suyo, lo cargó muchos kilómetros sobre su espalda.
Atentamente.
Paco Moreno

ana dijo...

Mí abuelo materno, Fernando Jiménez-Pajarero de los Rios, lo hicierón prisionero y fué uno de esos 67 y el unico civil.

Atentamente.

Ana S. Jiménez-Pajarero

Nito dijo...

Estimada Ana: Agradezco en todo su valor tu comentario, pues con él, al igual que el que envía Paco Moreno, nos enriquecemos todos, añadiendo retazos auténticos a nuestro pasado histótico.
Atentamente.

Jose dijo...

Es un mensaje para Ana s. Jimenez Pajarero. Tengo datos sobre tu abuelo, que nació en mi pueblo Algodonales. No sé cómo contactar contigo, mi email sanchezmesa@hotmail.com

Jose dijo...

Es un mensaje para Ana S. Jiménez Pajarero. Tengo datos sobre tu abuelo. Soy de Algodonales, el pueblo donde nació tu abuelo. Mi email sanchezmesa@hotmail.com