miércoles, 5 de diciembre de 2007

CASI CERCA DEL CIELO
Hoy lunes día tres de diciembre, salimos Pepe Zúñiga y yo, a las ocho de la mañana, como de costumbre, en dirección a Güéjar Sierra, para aparcar el coche en el Restaurante del río Maitena. Justo enfrente, inicia un sendero muy bien trazado que va ascendiendo entre numerosas paratas un poco abandonadas, pasando por el cortijo del Serrallo (abandonado), llegando a un cruce de caminos, (ver fotos) tomamos el de la izquierda que va a los Lavaderos de la Reina.

El sendero de la derecha ya lo hemos realizado anteriormente, va faldeando la loma de las Cunas de los Cuartos a una altitud de 1600 metros, pasando por los tajos de Portachón, por numerosos cortijos, conduciéndonos al río Vadillo, vereda de los Presidiarios y vereda de la Estrella.

El sendero de la izquierda, pronto se va perdiendo, saliendo numerosas veredas muy poco definidas, pero hemos tenido suerte, hay que subir por la nariz, buscando el Puntal de los Chorreros (en mi mapa pone Puntal de los Churreteros) y desde aquí hasta la torre de vigilancia va por un sendero recién trazado por ir enterrado un tubo de agua que viene de la acequia de los Papeles, que da riego a numerosos cortijos de Hoya Grande.

Al coronar la loma hay un magnifico mirador, con una caseta de madera, del vigilante de Icona, en un sitio privilegiado, después del esfuerzo merece la pena un momento de reposo, para disfrutar del paisaje (ver fotos ). Sentado sobre una inmensa piedra, disfrutamos de las vistas mas espectaculares de la Sierra, ante nosotros, las impresionantes paredes de la Alcazaba, Mulhacen y Veleta, acompañados por el Picón de Vacares, Picón de Jeres, el Genil, Guarnón, Valdeinfierno y el río Real.

Regresamos a donde teníamos el coche aparcado por el mismo sitio de la subida. Hemos empleado unas cuatro horas en realizar este recorrido.

Esta etapa merece la pena hacerla. Como dice Pepe Zúñiga "Hoy hemos estado casi en el cielo".

Pepe Prieto