jueves, 25 de octubre de 2007


TIEMPO DE SEÑALES EN GRANADA.-

Cuando los membrillos y zamboas llenan el aire con su aroma,
cuando las redondas nueces se muestran a la luz,
cuando revienta el encarnado brillante de la granada,
cuando las avispas se acercan a los racimos que cuelgan de la parra,
cuando las majoletas y azofaifas llenan de picardía los campos,
cuando se abre la almendra y la manzana brilla entre el tibio sol,
cuando las acerolas impregnan con su redonda acidez nuestra boca,
cuando los higos chumbos llegan a su dulzor más suave y son ofrecidos a la gente como privilegio natural...
Cuando las hojas de muchos árboles comienzan a amarillear y a cubrir los paseos y bulevares de Granada,
cuando una breve brisa fresca y húmeda recuerda que el verano está uniéndose con el otoño,
cuando la Torre de la Vela contempla el ondular de las banderas con los aires bajando por Valparaíso y San José...

En ese momento, en ese preciso momento, la historia contempla y nos dice que es llegada la hora de que Granada procesione a su Patrona, la Virgen de las Angustias.


Nito

1 comentario:

juan dijo...

ME PARECE UN TANTO MANIDO EL TÓPICO DE LOS FRUTOS OTOÑALES DE LA vIRGEN.
yA NADIE RECUERDA NI LOS PUESTOS NI LOS FRUTOS. NOS VAMOS A LA PLAYA.